martes, 23 de agosto de 2022

Parc Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa: Volcán de Santa Margarida desde el aparcamiento de Santa Margarida


El Parc Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa (Parque Natural de la zona Volcánica de la Garrocha), es un espacio natural protegido situado en los Pirineos orientales, dentro de la comarca de La Garrotxa, en la provincia de Gerona, Catalunya, siendo el mejor ejemplo de paisaje volcánico de la península ibérica, con 40 conos volcánicos, de una edad comprendida entre los 100 000 años, 10 cráteres, 23 conos muy conservados y más de 20 coladas de lavas basálticas.

La orografía, el suelo y el clima, propician una vegetación muy diversa, a caballo entre el paisaje mediterráneo y el centroeuropeo. El parque, alberga unas 1100 especies de plantas superiores, en el que destacan los bosques de encinas, alcornoques, robles y hayas (ocupan el 65% de su territorio), siendo el 98% del Parque Natural, de propiedad privada. 

Tiene una extensión de 15 mil hectáreas (15.309 ha), que incluye 28 reservas naturales y 11 municipios: Castellfollit de la Roca, Mieres, Montagut i Oix, Les Planes d'Hostoles, Les Preses, Sant Aniol de Finestres, Sant Feliu de Pallerols, Sant Joan les Fonts, Santa Pau, La Vall de Bianya y Olot, siendo este último de gran importancia, ya que además de ser la capital de la comarca de la Garrotxa, es denominada como “la ciudad de los volcanes”, ya que en su término municipal, se hallan cuatro volcanes: el Montsacopa, el Montolivet (estos dos visitables), la Garrinada, el Bisaroques y en los alrededores, el volcán Croscat.

De todos los volcanes de la Garrota, situado al pie de la carretera que une Olot con Santa Pau, destaca el volcán de Santa Margarida, con 682 metros de altitud y una boca con 2.000 metros de perímetro, que hoy vamos a visitar en familia, realizando una pequeña parte del Itinerario 1, por el que accederemos al cráter.


Para descargar el track, haz clic en el símbolo de Wikiloc y para saber como llegar al punto de inicio, en el siguiente enlace. "Como llegar"


 

Hoy dejamos las toallas en el apartamento y nos vamos a la comarca de la Garotxa, así que primero nos acercamos a Olot, donde cogemos la carretera que va a Santa Pau. Si bien se puede dejar la furgoneta en el aparcamiento de Can Serra (de pago), este queda bastante alejado de nuestro objetivo, por lo que continuamos unos kilómetros más, hasta alcanzar el aparcamiento gratuito de Santa Margarida (ahora cuesta 4 € al día los turismos), donde aparcamos.

A estas horas, el aparcamiento está con pocos coches, es un poco tarde, pero a nosotros nos basta, ya que es un recorrido que nos llevará una hora. También, podríamos haber dejado la furgoneta en el aparcamiento gratuito de Can Xel, pero estás vacaciones viene el sobrino, que está más acostumbrado a jugar a la Play Statión que a caminar (esto último más bien poco).

Cerca de las 12:30, comenzamos a caminar por el área recreativa, que cuenta con extensas zonas de pradera, mesas de picnic e incluso baños, observando el otro volcán de la zona, el Croscat, (que visité junto con el de Santa Margarida y la Fageda d’ en Jorda), hasta llegar a un camino de tierra, en el que localizamos el itinerario 1, por el que avanzamos en suave ascenso por un precioso robledal, alcanzando rápidamente un cruce, donde dejamos el ramal que se dirige al volcán de Roca Negra y Santa Pau, para continuar con el plan establecido, hacia el volcán de Santa Margarida, en el que a medida que vamos ganando desnivel, el bosque se va cerrando y los robles, comparten terreno con las encinas, algunas de ellas con un buen porte, hasta alcanzar Can Caselles, donde las vistas se amplían, además de comprobar la extensa masa forestal que cubre el Parque Natural.

Nada más dejar atrás la masía, la pendiente se acentúa, la sombra que ofrece el bosque, se agradece, así que paso a paso y haciendo alguna broma, conseguimos ir ganándole metros al camino, hasta alcanzar un llano, donde iniciamos el tramo circular, que, consiste básicamente en rodear el cono del volcán de Santa Margarida, que realizamos en el sentido de las agujas del reloj, bajando por un amplio sendero acondicionado a tramos con barandilla y escalones, por el que accedemos al interior del cráter, donde los chicos se quedan un poco parados, ya que la imagen que tiene ellos de un volcán, es como el de una montaña, pero en cambio aquí, al no ver en ningún momento el cono, tapado por el bosque y acceder desde la parte superior, la cosa no les cuadra (adjunto foto de la web de turismo de la Garrotxa, donde se aprecia muy bien el cono).

Dejamos la furgoneta en el aparcamiento de Santa Margarida (4 € por venículo), donde comenzamos a caminar
Observando el otro volcán de la zona, el Croscat
Hasta llegar a un camino de tierra, en el que localizamos el itinerario 1
Por el que avanzamos en suave ascenso, por un precioso robledal
Alcanzando rápidamente un cruce, donde obviamos el ramal que se dirige al volcán Roca Negra y Santa Pau
Para continuar con el plan establecido, hacia el volcán de Sant Margarida
En el que a medida que vamos ganando desnivel, el bosque se va cerrando
Y los robles, comparten terreno con las encinas
Algunas con un buen porte
Hasta alcanzar Can Caselles
Donde las vistas se amplían
Nada más dejar atrás la masía, la pendiente se acentúa, la sombra que ofrece el bosque, se agradece
Así que paso a paso y haciendo alguna broma, conseguimos ir ganándole metros al camino
Hasta alcanzar un llano, donde iniciamos el tramo circular de la ruta
Que consiste básicamente en rodear el cono del volcán de Santa Margarida, que realizamos en sentido horario
Que consiste básicamente en rodear el cono del volcán de Santa Margarida, que realizamos en sentido horario
Al interior del cráter, donde los chicos se quedan algo parados, ya que la imagen que tienen de un volcán
Es el de una montaña (foto sacada Turisme Garrotxa donde se aprecia bien el cono del volcán)

En la actualidad, el fondo del cráter lo cubre una bonita pradera, en la que descansamos unos minutos, mientras leemos, que a nivel geológico, es un volcán mixto, con fases eruptivas de tipo estromboliano y freatomagmático (estás últimas fueron explosivas), abriendo el actual cráter, en el que, curiosamente, se ubica la ermita de Santa Margarida de Sacot, de origen románico, pero fue destruida por sendos terremotos en 1426 y 1427, siendo reedificada en 1865.

La primera noticia histórica en la que aparece, es de 1403, cuando Bernat de Ça Terrada, dejó en su testamento, una cantidad para reformarla. Según cuenta, su construcción se debió, a que en el interior del cráter del volcán, apareció una talla en alabastro de esta virgen, por lo que se construyo está ermita en su honor y su interior, formada por una sola nave, la vemos a través de un pequeño ventanal.

Después, regresamos al sendero, por el que continuamos rodeando el cono del volcán, ganando suavemente desnivel, mientras observamos como la tierra va cogiendo un tono negruzco, debido a la grava volcánica, que a moldeado la pared adyacente al sendero, formando curiosas oquedades, echando una mirada al cráter, justo cuando alcanzamos el alojamiento rural Can Santa, que cuenta con las mejores vistas del volcán de Santa Margarida.

Cerrado el círculo, regresamos sobre nuestros pasos, con la confianza, de que todo es cuesta abajo, por lo que caminamos disfrutando de este maravilloso paraje, pasando de nuevo por Can Caselles, donde nos detenemos un instante, para disfrutar por última vez de las vistas, hacia una sierra cercana (desconozco de cual se trata) y del volcán Croscat, de tipo estromboliano, que pasa por ser, el volcán más joven de la zona volcánica de La Garrocha, con un cráter en forma de herradura, debido a las dos erupciones que ha tenido (una hace 17.000 años y la segunda, hace 11.500 años).

De vuelta al camino, descendemos hasta alcanzar el cruce de esta mañana, donde tomamos el ramal que va al aparcamiento de Santa Margarida, finalizando este sencillo pero atractivo recorrido, que se puede alargar al gusto. Nosotros, preferimos dedicar el resto del día para realizar visitas culturales, por la mañana a Santa Pau y por la tarde a Olot (cualquiera de los dos merece la pena), parando a comer el menú del día en Can Bastans.

Antes de continuar, visitamos la ermita de Santa Margarida de Sacot, que se encuentra en el mismo cráter del volcán
Para acto seguido, continuar rodeando el cono, ganando suavemente desnivel
Mientras observamos como la tierra, va cogiendo un tono negruzco
Debido a la grava volcánica, que a moldeado la pared adyacente al sendero
Formando curiosas oquedades
Echando de paso una mirada al cráter, que va quedando abajo
Para seguir subiendo, hasta alcanzar el alojamiento rural de Can Santa
Donde cerramos el tramo circular e iniciamos el camino de vuelta
Con la confianza de que ahora es todo bajada, por lo que caminamos disfrutando de este paraje
Pasando de nuevo por Can Caselles
Donde nos detenemos un instante, para disfrutar de las vistas 
Y del volcán Croscat, que pasa por ser, el más joven de la zona volcánica de la Garrotxa
De vuelta al camino, descendemos por medio del bosque, hasta alcanzar el cruce, donde tomamos el ramal
Que va al aparcamiento de Santa Margarida, finalizando este sencillo pero atractivo recorrido
Después, nos vamos a visitar la villa medieval de Santa Pau
Y por la tarde, "la ciudad de los volcanes", Olot (foto sacada desde el volcán Montsacopa)

Mis tracks en Wikiloc