martes, 28 de junio de 2022

Vía ferrata de la Cascada del Sorrosal (K3)


El valle de Broto, se encuentra en la vertiente sur de los Pirineos, en la comarca aragonesa de Sobrarbe, en el cual se localiza, una de las puertas de entrada al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, por el sector del valle de Ordesa, atravesado de norte a sur por el río Ara, único río sin regular del pirineo, que nace a 2800 metros en las faldas del circo glaciar del Ara, en la falda Sur del pico Meillón, hasta desembocar después de 70 kilómetros, en el río Cinca, afluente del río Ebro.

Su cabecera, la forman a su vez otros dos valles, perpendiculares al de Broto: el valle del Ara y el valle de Ordesa, ambos fronterizos con el valle francés de Gavarnie, entre cuyos puertos destaca el de Bujaruelo, acceso tradicional a Francia.

En el año 2015, entro a formar parte del Geopoarte Mundial UNESCO Sobrarbe – Pirineos, que cuenta con un excepcional patrimonio natural, en el que destacan: el Roble de Asín de Broto, (Quercus cerrioides), con una altura de 27 metros, un perímetro en la base del tronco de 635 cm (554 cm medidos a 1’30 metros de altura), y una edad estimada de unos 500 años: la Bojeda de Oto, conocida por sus vecinos como La Mosquera, que cuenta con una superficie de 3,5 hectáreas, en la que se localizan una gran cantidad de bojes (Buxus sempervirens), de hasta 8 metros de altura y la Cascada del Sorrosal, un impresionante rincón de origen glaciar, a la que se accede caminando en cinco minutos desde la población de Broto, que ostenta la capitalidad del Valle de Broto.

Para la jornada de hoy, en compañía de mi mujer, vamos a realizar la vía ferrata de la Cascada del Sorrosal, que recorre esta bella cascada y parte del barranco del Sorrosal, que está catalogada como K3, en un itinerario de 610 metros y 200 metros de desnivel, que hace de esta vía, una de las más bonitas que he realizado junto con la de Cala Molí (Costa Brava).

Para descargar el track, haz clic en el símbolo de Wikiloc y para saber como llegar al punto de inicio, en el siguiente enlace. "Como llegar"


 

Como vamos a pasar el día, nos lo tomamos con tranquilidad, salimos de casa, paramos en la Nave y ya en Broto, echamos un café. En vez de dejar la furgoneta a las afueras, cruzamos el puente que salva las aguas del río Ara, donde tomamos la carretera que une Broto con la pedanía de Oto, en el que hay un pequeño aparcamiento, que a estas horas tiene varios huecos.

El inicio de la vía ferrata, está a cinco minutos caminando, así que aprovechamos para ponernos toda la cacharrería, para acto seguido, comenzar a caminar por un bonito paseo, paralelo al río Sorrosal, de aguas cristalinas que nace a 1478 metros de altura, en el valle de Soaso, en las laderas del macizo de Tendeñera, entreteniéndonos un rato con un grupo de cabras, para continuar caminando a la sombra de unos árboles, hasta subir por unas escaleras a una plataforma, que sirve de mirador de la Cascada del Sorrosal, donde enseño a mi mujer, el tramo inicial de la vía ferrata que va hasta la Mina.

Después, descendemos al cauce del río, que cruzamos por una pasarela metálica, donde procedemos a pagar (3.5 € por persona), mientras observamos atónicos, como varios grupos protestan que sea de pago, algo que a mí no me importa, siempre que sea algo "módico", ya que este va destinado al mantenimiento de la vía, que hace que desde su inauguración en el año 2004, siga en perfecto estado, cosa que no ha pasado con otras, que al final se han tenido que clausurar.

Pasando de malos rollos, seguimos a lo nuestro, continuando por un estrecho sendero, hasta llegar cerca de una gran placa, a la que, para acceder, primero subimos por un bloque de forma lateral, agarrándonos a las cadenas mientras caminamos por unos peldaños naturales, que, dan paso a un conjunto de grapas, por las que nos posicionamos en una escalera metálica, salvando una grieta y accediendo a la placa principal, que remontamos por una sucesión de grapas bastante juntas, en un tramo vertical pero sencillo, lo que permite ir cogiendo soltura con los mosquetones, ya que es la primera vía ferrata que hace mi mujer.

Superado este tramo, llegamos a una extensa superficie, donde el pasto se mezcla con grandes bloques de roca (sector 1 Los Bloques), en el que poco a poco vamos ganando desnivel, de forma sencilla pero algo incómoda, ya que el cable de vida esta a ras de suelo y toca ir con el cuerpo arqueado, haciendo alguna pequeña trepada equipada con grapas o cadenas, hasta alcanzar la Escalereta, que da paso a un bonito sinclinal (sector 2 El Pliegue), donde iniciamos un largo flanqueo, avanzando por los pliegues, en un tramo sencillo pero muy estético, donde la mayor dificultad radica en caminar por una roca húmeda.

Unos metros más adelante, alcanzamos un pequeño saliente (sector 3 La Plaza del Pino), en el que aprovechamos para dejar pasar a varios grupos. Después, acometemos una sucesión de escaleras, que sobre todo en la parte intermedia se mueven bastante, en un tramo totalmente vertical, en el que si se tiene vértigo, conviene no mirar abajo, donde la máxima dificultad, radica en posicionarse bien en los cambios de escalera, para que la línea de vida, no quede demasiado abajo y por las que accedemos a otro pequeño rellano, que da acceso a la Mina (sector 4 La Ventana de Broto), que hace honor a su nombre, ya que obtenemos unas bonitas vistas, hacia dicha población.

Luego, nos adentramos en esta galería que fue excavada a mano, en la que avanzamos por oposición, ya que por ella discurre una acequia construida en el siglo XIX, que se utiliza para el riego en tiempos de estiaje, donde se puede utilizar el frontal, cosa que nosotros no hacemos ya que lo hemos dejado en casa, por lo que acabamos andando por medio de la acequia, donde el agua nos lleva a la altura del tobillo.

A medida que avanzamos, la luz se hace patente, llegamos al otro lado (sector 5 La Ventana del Salto), donde observamos como un grupo se está preparando para rapelar, el salto del barranco del Sorrosal, que es sin duda, el tramo más bonito del recorrido, donde remontamos el barranco por una repisa natural, hasta alcanzar un puente tibetano, que la anterior vez que estuve, tenía un tablón para los pies, pero, casi todos los inviernos, alguna crecida se lo acaba llevando, así que lo pasamos sin mayores dificultades, ya que es corto, pero muy fotogénico.

Dejamos la furgoneta en el aparcamiento, que hay cerca de la vía ferrata, donde nos ponemos la cacharrería
Para acto seguido, comenzar a caminar por un paseo
Paralelos al cauce del río Sorrosal, donde nos entretenemos con unas cabras
Y continuamos caminando a la sombra de unos árboles, hasta alcanzar una plataforma
Que sirve de mirador de la Cascada del Sorrosal, donde cruzamos el cauce por una pasarela, para comenzar
El itinerario, subiendo por un bloque, por el que tras pasar una escalera, acedemos a la placa principal
Superado este primer tramo, llegamos a una extensa superficie, donde el pasto se entremezcla con los bloques
Un tramo sencillo pero algo incómodo, ya que el cable de vida esta a ras de suelo, teniendo que ir encorvados
Hasta alcanzar un bonito sinclinal, donde vamos haciendo alguna trepada
Sin dificultad, hasta alcanzar la Escalereta
Iniciando un largo flanqueo, equipado básicamente con varios tramos de cadena
En el que avanzamos con precaución, ya que la roca está húmeda, alcanzando la Plaza del Pino
Donde ganamos rápidamente desnivel, por una sucesión de escaleras metálicas, por las que accedemos
A la Ventana de Broto, donde aprovechamos la entrada de la cueva, para fotografiar esta bella población, para acto seguido
Introducirnos en la Mina, por la que discurre una acequia, que nos conduce a la Ventana del Salto
Sin duda, el tramo más bonito, ya que vamos a recorrer parte del barranco del Sorrosal
Donde remontamos el barranco por una repisa natural, hasta alcanzar 
Un puente tibetano, por el que cruzamos a la margen izquierda

A la salida del puente, comenzamos un bonito flanqueo, remontando por la margen izquierda el barranco del Sorrosal, en un tramo equipado con grapas para los pies y varios tramos de cadena, bastante entretenido ya que no ofrece dificultad, pero en cambio, el rincón es espectacular, hasta llegar cerca de la base de la cascada Brincana, donde comenzamos a ganar rápidamente desnivel, pero sin apenas sensación de vacío.

Tras algo más de hora y media, llegamos a la cabecera de la cascada (sector 6 La Playa), en la que paramos unos minutos para descansar, mientras de paso, disfrutamos del barranco del Sorrosal desde las alturas, para acto seguido, continuar caminando hasta alcanzar la base de una pared completamente vertical (sector 7 La Placa), que no ofrece dificultad, ya que las grapas están bastante juntas y los cambios de mosquetón, son sencillos.

Ya en la parte superior, recorremos una pequeña faja por la que accedemos a un espolón, que, si bien no es difícil, ya que tiene una ascensión escalonada, a mi mujer, le empieza a pasar factura la falta de costumbre a este tipo de actividades, donde aprovechamos la sombra de un quejigo, para observar a vista de pájaro la población de Broto con la sierra de las Mentiras a su espalda.

Luego, continuamos caminando por un tramo de transición, atravesando en ligero descenso un bonito quejigar, que da acceso a una faja, que recorremos a media ladera, ganando poco a poco desnivel, por sendos resaltes escalonados, (sector 8 Escalón Hilario), equipados con grapas y cadenas, que apenas ofrecen resistencia, hasta alcanzar la faja gris, que recorremos hasta finalizar en un sencillo resalte (sector 9 Mirador del Pueyo).

Una vez coronada, llegamos al final de la vía ferrata e iniciamos el camino de vuelta, atravesando un bonito pinar, por el que enlazamos con el PR-HU127, que une las poblaciones de Broto y Fragen, saliendo por unos instantes a cielo abierto, donde observamos parte del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, hasta alcanzar una bifurcación de senderos, donde seguimos rectos.

Tras un giro a la derecha, comenzamos definitivamente el descenso hacia Broto, adentrándonos en un espeso quejigar, por el vamos perdiendo desnivel de forma suave pero continuada, gracias a las lazadas que va trazando el sendero, pasando junto a un mirador donde observamos cómo vamos llegando a Broto y la cascada del Sorrosal, hasta alcanzar el aparcamiento, después de dos horas y media.

Como aún falta un rato para comer, echamos una cerveza en el bar que hay junto al aparcamiento. Para comer, teníamos pensado irnos a la chopera de Broto, pero al final, vamos a Bujaruelo, donde comemos, nos damos un baño en la badina que hay bajo el Puente de Bujaruelo y vuelta a casa.

A la salida del puente, comenzamos un bonito flanqueo, remontando el barranco del Sorrosal
Hasta llegar cerca de la cascada Brincana
Donde comenzamos a ganar rápidamente desnivel, alcanzando la cabecera de la cascada
Conocida como La Playa, donde descansamos unos minutos
Mientras observamos el tajo, que ha formado el barranco del Sorrosal, para acto seguido
Continuar caminando, hasta alcanzar una gran placa, vertical pero con las grapas juntas
Por la que accedemos a una bonita faja, por la que llegamos a un largo espolón
Bastante escalonado, que si bien, se solventa sin dificultad, a mí mujer, que no esta habituada, empieza a pasarle factura
Haciendo una pausa a la sombra de un quejigo, para disfrutar de las vistas de Broto con la sierra de las Mentiras
Luego, continuamos por un tramo de transición, atravesando en ligero descenso un quejigar 
Que da paso a una faja, que recorremos a media ladera
Ganando poco a poco desnivel, por sendos escalones (escalón Hilario), equipados con grapas y cadenas
Hasta alcanzar la faja Gris, que recorremos en su integridad, llegando a un último resalte, que nos deja
En el mirador de El Pueyo, donde finaliza el tramo equipado
Ahora, iniciamos la vuelta, por un sendero que atraviesa un pinar, donde enlazamos con el PR-HU127
Saliendo por unos instantes, a cielo abierto, mientras observamos algunas cimas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido
Tras un giro a la derecha, iniciamos el descenso, adentrándonos en un bonito quejigar, pasando junto a un mirador
Donde observamos ya la población de Broto, a la que llegamos tras dos horas y media
Y para finalizar el día, nos vamos a Bujaruelo, donde comemos y nos damos un baño

25 comentarios:

  1. Estupendo y útil reportaje. Siempre he dejado esta actividad por que me parecía masificada en un entorno que podría ser peligroso, pero con esto que muestras me lo replanteo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Abuelo.

      Bueno, los fines de semana, seguro que esta masificada, pero entre semana, habrá cuatro gatos. Es una actividad chula, merece la pena.

      Salud y montaña.

      Eliminar
  2. Hola Eduardo,
    Estupendo reportaje. Es una cascada que siempre la he visto desde abajo y verla desde otros ángulos me parece sorprendente.
    Buenas fotos y buen texto de explicación.
    Otra cosa: te envié hace unas semanas un e-mail para proponerte algo. No se si lo has recibido.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafa.

      Si, la vía ofrece una visión desde distintas perspectivas, además de descubrir parte del barranco del Sorrosal, que, para mí, es la parte más bonita.

      Si lo enviaste por el formulario de contacto, seguro que llegó, otra cosa es que lo viera, porque tampoco estoy muy atento al correo electrónico. En cuanto tenga un rato libre, lo reviso.

      Un saludo

      Eliminar
    2. He estado mirando el correo y no he visto ninguno tuyo, igual fue al Spam y como los suelo borrar de vez en cuando, lo eliminé ... no se.

      Eliminar
  3. Que buena pareja!!! Sin duda tienes mucha razón con eso de que Sorrosal y cala de molí son de las más bonitas, aunque lo malo de eso es la masificación que tienen ambas jejeje. Ahora se enganchará la mujer a estas aventuras férreas no? =)
    Saludos y buen verano por las alturaS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Oscar.

      Pues son dos ferratas masificadas, pero yo la de Cala Molí, la hice prácticamente solo en el mes de Julio y sin madrugar en exceso. Te puedo decir, que a mi mujer le gusto, pero de momento, no ha repetido 🤣, ahora, toca que la haga mi hijo.

      Un saludo

      Eliminar
  4. Impresionante recorrido a pesar de mal rato que he pasado al veros caminar por esos lugares tan peligrosos ...con sólo verlo ya me entraba el vértigo.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Charo.

      Pues si, si se tiene vértigo, mejor verla solo en fotos, no es complicada, pero se coge altura, además, siempre esta la opción de verla desde el mirador.

      Un saludo

      Eliminar
  5. Hola Eduardo,

    Que ganas tengo de hacer la ferrata de la Cascada de Sorrosal, y es que cuando estuve por la zona para subir el Perdido, una lesión de mi compañero nos impidió hacerla, pero bueno, es una buena excusa para volver a la zona.

    El tema del pago, siempre que sea para mantenimiento y un importe coherente, como es el caso, yo encantado, que cuesta mucho dinero el matenimiento de una ferrata y luego la gente se queja si hay una grapa un poquito suelta en una ferrata "gratis" y exigen a los equipadores que la reparen inmediatamente y de su bolsillo.

    Salud y montaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      Es un buen complemento, si se esta por la zona. Yo la realicé un par de veces y muy contento, es una vía ferrata entretenida y enclavada en un rincón espectacular.

      El tema del pago, se puede evitar, ya que solo se paga en época estival, yo la vez anterior no pague y está, si hubiéramos ido una semana más tarde, tampoco, pero bueno, por 3.5 € nadie se arruina, que por un paquete de tabaco se paga mucho más y no se quejan.

      Salud y montaña

      Eliminar
  6. Un precioso paseo y desde luego que hay que estar preparado para hacer esa ruta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tomás.

      Bueno, es algo más que un paseo y hace falta tener algo de forma física, pero, la hace gente de todas las edades, además, siempre se puede contratar la ayuda de un guía, que da más seguridad.

      Un saludo

      Eliminar
  7. Hola Eduardo.

    Jeje, vete tú a saber, a lo mejor algunos de esos que se quejaban de que la ferrata fuese de pago luego pagan por participar en carreras de montaña...

    Sin duda la ferrata más popular del Pirineo, yo la hice tres veces en el periodo de un año y no me defraudó ninguna de las tres veces. No me importaría para nada repetirla las veces que hiciera falta. Creo que esa popularidad está más bien que justificada, pues no es que yo haya hecho muchas ferratas, pero en ellas valoro más su variedad que su complejidad, y esta del Sorrosal es una de las variadas del país, además de tener algunos puntos paisajísticos espectaculares.

    Cuando la hice por última vez lo que no estaban, o seguramente yo no me fijé en ello, señalizadas, numeradas y bautizadas las secciones del recorrido. Está muy bien eso, lo del Escalón Hilario me ha parecido sublime, qué cachondos!! jajaja.

    Buen remate de la jornada en Bujaruelo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Si, por eso digo, que está y la de Cala Molí, son las dos que más me gustaron y no son las más difíciles, pero están ubicadas en rincones con mucho encanto y tienen pasos muy diversos.

      El tema del pago, como le digo a David, si se va fuera de época estival, sigue siendo gratuita, aunque ahora, hay que pagar por todo. Ayer, me dijeron unos amigos de ir a Andorra, para hacer un puente tibetano que han construido (14 €) y la verdad, que ya tenía planes para ese día y tampoco me apetece ese tipo de actividad, que, por desgracia, se está poniendo de moda, como las pasarelas que han construido en Panticosa, al final, van a llenar de hierros el pirineo.

      Lo de las zonas de la vía ferrata, vienen puestas en el ticket de entrada, sino pagaste, por eso no lo habías visto, esperemos, que al Escalón Hilario, no le pase como al original y se lo lleve un terremoto.

      Salud y montaña.

      Eliminar
  8. ¡Hola Eduardo!
    La hemos hecho un par de veces y solos, con una esquipación regularcilla pero en algunos lugares pero... no nos cobraron nada.
    Ahora, según dices es 2016, ya cobran. A mi tampoco me importa que cobren si la mantienen en condiciones. Lo malo sería que además de cobrar no la mantuvieran.
    De todas formas, cada vez me alejo más de las muchedumbres y parece ser que ahora se va a terminar el Mundo y hay que descubrir el Pirineo de forma exótica.
    Me descojono a pata suelta.
    ¡Que vaya bueno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariano.

      Si, digamos que cobran en época estival, el resto del año, hasta que la cierran es gratuita, pero bueno, que pagar para que luego este en condiciones, tampoco pasa nada.

      Por desgracia, esto de pagar por disfrutar cada día va a más, ya que dejaste a cuadros el otro día, cuando comentaste que había que pagar por aparcar en Piedrafita ..., ahora, parece que sin hierros no hay paraíso ..., estamos copiando lo peor de otros sitios.

      Salud y montaña.

      Eliminar
  9. Hola Eduardo.

    Que ferrata tan espectacular! La he visto en muchas fotos pero nunca cansa. Yo he he estado abajo viendo la cascada una vez, pero a Maru no le van las ferratas, por aquello del vértigo, y entonces pues no hemos hecho ninguna. Lo mismo lo prueba un día, y le gustan mucho, quién sabe. Veo que a tu mujer sí, eso está bien, de ahí a que suba cuestas no debe faltar mucho :-)

    Lo que tambien seguramente fue sublime fue el fin remate del día, con ese baño debajo de un lugar tan mágico como el puente de Bujaruelo.

    Salud y montaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni.

      Esto es como todo, empezar con algo fácil e ir subiendo el nivel. También se puede contratar un guía en Broto, que, siempre puede dar más seguridad. La verdad, es que es una ferrata muy bonita.

      El baño en Bujaruelo, fue un gran complemento, darse un baño en ese paraje no tiene precio, aunque la entrada a agua, es para pensárselo poco.

      Salud y montaña.

      Eliminar
  10. Hay que ser un experto, para subir por esos sitios tan peligrosos.
    Las imágenes que nos has facilitado son muy bellas, pero no todo el mundo es apto para ella.
    Gracias por dar a conocer esas maravillas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ventana de Foto.

      Bueno, experto tampoco, en realidad es una K2 (no se porque la han subido a K3) y estamos hablando que la máxima dificultad en ferratas es K6. Lo que hace falta es apuntarse a un club, hacer algún curso y empezar con una dificultad mínima e ir subiendo. Luego, como le digo a Toni, siempre puedes contratar un guía o simplemente subir hasta el mirador y disfrutar de la cascada.

      Un saludo

      Eliminar
  11. Hola Eduardo. Espectacular ruta nos dejas en esta entrada, me parece impresionante. Preciosas fotos. Un abrazo y muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola.

      Si, que es espectacular, merece la pena si se esta por la zona, parar en Broto y disfrutar aunque sea desde abajo, de está espectacular cascada.

      Un saludo

      Eliminar
  12. Precioso paraje Eduardo, lo he visitado pero no he realizado la vía ferrata. Un lugar encantador sin duda, pero siempre concurrido.
    Saludos y a disfrutar de la montaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángel.

      Ya se sabe, que estos lugares tan bonitos, tienen el handicap, de que están muy masificados, aunque si se sabe elegir el horario o la época, se pueden disfrutar casi en soledad.

      Salud y montaña.

      Eliminar

Mis tracks en Wikiloc