sábado, 27 de noviembre de 2021

Circular por la sierra de Algairen: ascensión al mirador de la Falaguera por el barranco de Valdecerezo, descenso por el barranco de los Hortales (PR-Z43)


La sierra de Algairén, se halla en una zona de transición entre la Depresión del Ebro y el Sistema Ibérico, dentro de los macizos paleozoicos del Ibérico Zaragozano, formada por pizarras y cuarcitas del Cámbrico. Situada entre las comarcas de Campo de Cariñena y Valdejalón, orientada de noroeste a sureste, alcanza su mayor altitud en el pico Valdemadera, 1276 metros.

Catalogada como LIC (Lugar de Interés Cultural), dentro de la declaración de la Red Natura 2000, sus laderas albergan una gran riqueza florística y faunística, tanto por la diversidad de las especies (más de mil plantas distintas), como por la rareza de algunas de estas, como es el caso del roble albar (quercus Petraea), que en latín significa, piedra, haciendo referencia a la dureza de su tronco.

Otras especies que pueblan sus laderas, son las carrascas, diferentes especies de pinos (nigra, pinaster y halepensis), además de romero, jaras, enebros, alcornoques, robles, en los que se refugian, mamíferos como el jabalí, zorro, gato montés, la garduña y en los macizos rocosos, el corzo y la cabra montés, además de otros reptiles como la culebra de escaleras o el cada vez más escaso, ardacho o lagarto acelado.

Los accesos más habituales, son desde las poblaciones de Aguarón (Santo de Aguarón), Codos, Tobed, Alpartir, Almonacid de la Sierra y Cosuenda (Raso de la Cruz), opción esta última por la que me decanto, para realizar una circular con el amigo Rubén, utilizando el PR-Z43, donde subiremos al mirador de la Falaguera o pico de la Nevera, por el barranco de Valdecerezo y bajaremos por el barranco de los Hortales.

Para descargar el track, haz clic en el símbolo de Wikiloc, y para saber como llegar al punto de inicio, en el siguiente enlace. "Como llegar"


 

Al ser un día entre semana, solo disponemos de unas cinco horas (desplazamiento incluido), así que, tras para a echar un café en Cariñena, sobre las 10:30 llegamos al área recreativa del Raso de la Cruz, donde aparcamos la furgoneta.

Unos minutos más tarde, comenzamos a caminar en el sentido de las agujas del reloj, por un camino que en ligero ascenso, atraviesa un precioso bosque de carrascas, en el que nos orientamos, tomando de referencia las marcas blancas y amarillas del PR-Z43 (Ruta medioambiental de Valdecerezo).

A medida que vamos ganando desnivel, el pino hace acto de presencia, cuando apenas hemos caminado un kilómetro (1.2 km), alcanzamos una bifurcación, donde continuamos rectos, obviando el ramal de la izquierda, que se dirige a el área recreativa del Santo de Aguarón, para seguir ya por un claro sendero, paralelos al cauce seco del barranco de Valdecerezo, donde poco a poco, el roble 
gana presencia, aunque todavía el otoño, no ha transformado totalmente el color de sus hojas.

Siguiendo el sendero, llegamos al Sitio del Emparrado, donde la pendiente se acentúa, aunque la belleza del variado bosque, (carrascas, robles, arces de Montpellier, sauces, acebos, jaras …), además de la variedad de setas, que nacen en su entorno, hace que subamos despacio, pero disfrutando de este denso bosque, en el que apenas, penetran los rayos del sol, hasta alcanzar un cruce de senderos, donde podemos subir al pico Valdemadera por el GR.90.3 o por la nevera de Cosuenda.

Comenzamos a caminar en el área recreativa del Raso de la Cruz
En el sentido de las agujas del reloj, por un camino que atraviesa un precioso bosque de carrascas
Tomando de referencia las marcas blancas y amarillas del PR-Z43 (Ruta Medioambiental de Valdecerezo)
A medida que vamos ganando desnivel
El pino hace acto de presencia, alcanzando cuando hemos contabilizado el primero kilómetro
Una bifurcación, donde continúanos rectos, obviando el ramal de la izquierda 
Para seguir por un claro sendero, paralelos al barranco de Valdecerezo, donde el roble gana presencia
Hasta alcanzar el Sitio Emparrado
Donde la pendiente se acentúa, aunque la belleza del variado bosque, de carrascas, robles, arces de Montpellier
Sauces, acebos, jaras, gayubas …
Además de una infinidad de setas
Que nacen en su entorno
Hace que subamos despacio, disfrutando de este denso bosque
En el que a duras penas, penetran los rayos del sol, hasta alcanzar un cruce
Donde tenemos la posibilidad de subir al pico Valdemadera, por el GR.90.3 o por la nevera de Cosuenda

Si bien, ambas opciones son atractivas, como no tenemos intención de subir al pico Valdemadera, continuamos por el sendero principal, hacia la nevera de Cosuenda, donde poco a poco la pendiente se va suavizando, aunque de vez en cuando, acometemos cortos pero duros repechos, mientras el bosque se aclara, lo que permite disfrutar de las vistas al Campo de Cariñena.

A medida que vamos ganando desnivel, las carrascas se apoderan del entorno, aunque algún roble de buen porte, salpica el sendero. Unos metros más adelante, llegamos al desvío de la nevera de Cosuenda, ubicada a pie del sendero, que visitamos pero que se encuentra en un estado ruinoso, de planta circular, con un amplio diámetro y profundidad, que fotografío, con un bonito skiline de las sierras circundantes de fondo.

Después, regresamos al sendero principal, por el que acometemos los metros finales, entre carrascas, que desaparecen cuando alcanzamos el collado de la Nevera, donde podríamos acercarnos al pico Valdemadera, pero preferimos seguir hacia el Mirador de la Falaguera o pico de la Nevera, avanzando cómodamente por la pista que atraviesa el cordal, desde la que disfrutamos de las vistas hacia la sierra de Vicort, la sierra Modorra y de frente, el mirador de la Falaguera.

Ubicada en su cima, hay una torre de vigilancia contra incendios, a la que accedemos por una fuerte rampa hormigonada, haciendo esta modesta cima-mirador, el punto donde se unen los municipios de Cosuenda por oriente, Alpartir por el norte y Tobed por el sur, donde las vistas a pesar de la calima, se amplían hacia el Moncayo, además de la sierra de la Nava Alta.

Como no tenemos intención de subir al pico Valdemadera, continuamos hacia la nevera de Cosuenda
Donde poco a poco la pendiente se va suavizando, mientras el bosque clarea
Lo que permite, que disfrutemos de las vistas hacia el Campo de Cariñena
A medida que vamos ganando desnivel, las carrascas se apoderan del entorno
Aunque algún roble de buen porte
Salpica el sendero
Unos metros más adelante, llegamos al desvío de la nevera de Cosuenda
Ubicada a pie del sendero, pero en un estado ruinoso, que fotografiamos 
Con un bonito skiline de las sierras circundantes de fondo
Después, regresamos al sendero principal, por el que acometemos los metros finales, entre carrascas
Que desaparecen cuando alcanzamos el collado de la Nevera, donde seguimos hacia el mirador de la Falaguera
Avanzando cómodamente por la pista, desde la que disfrutamos de las vistas a la sierra de Vicort
La sierra Modorra o de Codos
Y de frente, el mirador de la Falaguera o pico de la Nevera
Al que accedemos por una fuerte pero corta rampa hormigonada
Donde las vistas se amplían hacia el Moncayo y la sierra de la Nava Alta 

Para ser principios de otoño, la mañana es fantástica, así que comemos algo y echamos un trago, mientras barajo las múltiples posibilidades que tenemos para bajar. En un principio, me apetece alargar la circular hasta los collados del Tío Francisco o del Cuervo, donde sino recuerdo mal, se enlaza con la senda de las Mulicas, pero como solo disponemos de una hora para el descenso, al final, prefiero ir a lo seguro, por lo que cerraremos la circular por el barranco de los Hortales.

Dicho y hecho, recogemos todo, para acto seguido, bajar por el camino cementado, pero en vez de coger el sendero de bajada en el collado de la Falaguera, antes de que finalice el asfalto, tomamos a mano izquierda un sendero marcado en la entrada con un hito, por el que cómodamente, bordeamos una loma hasta enlazar con el sendero principal, donde descendemos disfrutando de las vistas hacia el cordal, que va desde la Peña Sangarba a El Cortado, antes de adentrarnos en un espectacular bosque, en el que se alternan las carrascas con los robles.

Sobre la cota 880 metros, alcanzamos el Sitio del Agua, donde el sendero se bifurca en dos, siendo este, él único punto conflictivo de toda la circular, obviando el sendero que, a mano derecha remonta el bosque (en su día me encontré con los guardas y comentaron que no tenía salida), para continuar bajando por medio del cauce del barranco de los Hortales, que comparte algunos tramos con el sendero, pero al bajar seco, nos ofrece ninguna dificultad, disfrutando de las tonalidades que ofrece el otoño.

A medida que vamos perdiendo desnivel, los robles dan paso a las carrascas, cuyas ramas combadas forman túneles naturales, abriéndose poco a poco, síntoma de que estamos llegando a la desembocadura del barranco de los Hortales, pasando junto a la Peña del Gallo, donde el sendero se transforma en un cómodo camino, por el que accedemos a la pista que va al área recreativa Raso de la Cruz, hacia la que nos dirigimos observando parte de la masa forestal que hemos recorrido.

Justo cuando se cumplen tres horas, llegamos al Raso de la Cruz, donde cerramos esta sencilla pero preciosa circular. Luego, recogemos todo, paramos quince minutos en Cosuenda, para echar una cerveza y vuelta a casa, a la que llegamos cuando el reloj marca las tres de la tarde, ¡me encanta que los planes salgan bien!

Luego, descendemos por el camino cementado, hasta casi el final
Tomando a mano izquierda, un sendero marcado con un hito
Bordeando una loma, hasta enlazar con el sendero que proviene del collado de la Falaguera
Donde descendemos observando el cresterío que va de la Peña Sangarba a El Vedado
Antes de adentrarnos en un espectacular bosque
En el que se alternan tramos de carrascas
Con los robles, pasando por el Sitio del Agua, donde el sendero se bifurca en dos
Siguiendo por el que comparte algún tramo, con el cauce del barranco de los Hortales
Disfrutando de las tonalidades que ofrece el otoño
A medida que vamos perdiendo desnivel, los robles dan paso a las carrascas, que forman túneles naturales
Abriéndose poco a poco, síntoma de que estamos llegando a la desembocadura del barranco
Pasando junto a la peña del Gallo
Donde el sendero se transforma en un cómodo camino, por el que accedemos
A la pista que baja al área recreativa del Raso de la Cruz
Hacia la que nos dirigimos, observando parte de la masa forestal que hemos recorrido
Finalizando la circular unos metros más abajo, después de tres horas

26 comentarios:

  1. Un paseo aunque no muy largo habéis disfrutado de unas vistas de gran belleza aunque como nos relatas las hojas no tienen un color otoñal.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tomás.

      El objetivo era dar una vuelta por el monte. Esta sierra está a media hora de casa y es maravillosa, aunque le faltaba mucho color al bosque, pero aquí el otoño, es complicado de pillar bien, ya que se levanta el cierzo y tira rápidamente las hojas al suelo.

      Un saludo

      Eliminar
  2. ¡Hola Eduardo!
    Ir al monte enttre semana tiene la ventaja de que, si se trata de un lugar concurrido, estarás más tranquilo. Je, je, nosotros tenemos costumbre.
    No conozco la zona, nos cae un poco lejos a la sombra de lo que tenemos al lado.
    Port cierto, ¿qué tal el Otoño? ¿pudiste subir al Piri? En cualquier caso, tenías más cerca los hayedos del Moncayo que es de lo poco que conozco.
    Dicen que ha nevado, así que cambiaremos cuando podamos el otoño por los esquís.
    ¡Que vaya bueno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mariano.

      Yo siempre que puedo, voy entresemana. El problema, es que este año, he tenido muchos días libres, pero mucho jaleo, así que han sido contados los días que me he desplazado a otros lugares, pero uno o dos días por semana, salgo desde casa con la bicicleta de montaña.

      Al final por lo que te comento, solo salí este día en otoño, y ya ves, que, apenas tenía color. El jueves y viernes tengo fiesta, si sale algún día bueno, igual me acerco a la zona del Cotefablo, para subir al Toronzué con los esquíes, ahora que a nevado en cotas bajas, aunque parece que vienen más nevadas.

      Salud y montaña.

      Eliminar
  3. Un bonito y agradable paseo por la naturaleza.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola CHARO.

      Si, esa era la principal razón y esta sierra de Algairén, por su cercanía y características, es perfecta.

      Un saludo

      Eliminar
  4. Hola Eduardo.

    A eso se llama administrar bien el tiempo, en este caso cinco horas, en las que hubo cabida para un poco de todo: viaje en coche, café, cerveza, y lo más importante de todo, una ruta en la que disfrutasteis de la frondosa variedad boscosa de esta Sierra de Algairén y de unas vistas muy amplias desde lo alto de la Falaguera, que por cierto, en valenciano significa helecho, supongo que también se dirá así en aragonés.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dani.

      Este año tengo muchos días de fiesta, pero, es complicado sacar una jornada completa, para disfrutar del monte, así que, la bicicleta o estas sierras cercanas a casa, como la sierra de Algairén, son perfectas para escaparse unas horas.

      El topónimo de Falaguera, tiene varios significados, pero siendo que en esta sierra, existen abundantes manchas de helechos, la que tu comentas, sea la más posible, aunque en su día lo consulte y no encontré nada.

      Salud y montaña.

      Eliminar
  5. Un bello y bonito recorrido bien frondoso y de bellas vistas que al parecer no presenta mucha dificultad.
    Me gustó mucho.
    Un abrazo Eduardo, buena semana y buen mes de diciembre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan.

      Aquí, disfrutarías tu. Recorrido sencillo, pero con mucha vegetación, con más de un millar de plantas …

      Un saludo

      Eliminar
  6. Buena introducción geológica de la zona y buena descripción de la ruta, yo no soy tan técnico (jajaja).
    A seguir disfrutando del bosque mediterráneo.
    Salud y montaña Eduardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ángel.

      Siempre me gusta dar alguna pincelada, sobre el lugar por el que me voy a desarrollar el recorrido, para el que no lo conozca, tenga una idea.

      Esta es una sierra muy bonita, si vienes por Zaragoza, podemos dar una vuelta, te gustará.

      Salud y montaña.

      Eliminar
  7. Hola Eduardo.

    Todas estas sierras son inagotables, y todas una maravilla, con sus cuestas, barrancos y vistas, pero lo que llama la atención es la concentración botánica que hay tan explosiva, donde a la riqueza de robles y demás clases, sobresalen esos deliciosos bosques de carrascas frondosas y exuberantes.

    Salud y montaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni.

      Pues si, es un jardín botánico, además con infinidad de senderos balizados, que hace, que sea una vía de escape, cuando no dispongo de mucho tiempo.

      Salud y montaña.

      Eliminar
  8. Hola Eduardo,
    Como te cunde el tiempo, una mañana muy bien aprovechada. Los paseos por bosque son muy agradables, ya se notaban algunas pinceladas de color otoñal, este año el otoño se ha retrasado bastante. El mirador completa el paseo con unas buenas vistas del entorno. El remate habría sido volver a casa con una buena cesta de setas! Este año solo hemos cogido setas un par de veces y me he quedado con las ganas de más.
    saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nuria.

      Este año, toca aprovechar, los pocos ratos que puedo sacar, para salir al monte y esta sierra, por sus cercanía, es perfecta.

      Setas, había muchas, pero solo conozco las de cardo, los rebollones y los boletus, así que, mejor dejarlas donde están.

      Salud y montaña.

      Eliminar
  9. Hola Eduardo,

    Que fantástica forma de pasar una mañana.
    Un paseo por esos bosques es la mejor manera de coger energías para todo el día.

    Salud y montaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      Pues si, ayuda a descontaminar la mente.

      Salud y montaña.

      Eliminar
  10. Buenos paisajes hace la Naturaleza, en esas tierras. Yo lo únoco que he visitado por la zona de Aragón, de espacios Naaturales es la zona del Monasterio de piedra y me gustó tanto que la he visitado en dos ocasiones.

    Que disfrutes de un hermoso día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.

      Normal, la zona del Monasterio de Piedra y el Parque Natural del Moncayo, son los lugares más visitados de la provincia de Zaragoza, sobre todo, para los que venís de fuera, pero existen otras sierras, menos conocidas (Algairén, Vicort, Armantes, de la Virgén, Paisaje Protegido de la sierra de Santo Domingo …) igual o más bonitos.

      Un saludo

      Eliminar
  11. Estimado amigo Eduardo, paso a desearte unas entrañables fiestas navideñas.
    ¡FELIZ NAVIDAD!

    ResponderEliminar
  12. Hola Eduardo, muchas gracias por tu visita. Es un placer leerte y disfrutar de tan bonita caminata, lo explicas maravillosamente y las fotos geniales. Que tengas un feliz año nuevo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lola.

      Me alegro que te haya gustado. Felices fiestas y prospero año.

      Un saludo

      Eliminar

Mis tracks en Wikiloc