miércoles, 16 de julio de 2014

Vía Ferrata Peña del Morral

Finalizada la vía ferrata de la Croqueta de Obarra, y viendo que el tiempo de momento aguanta, nos acercamos hasta la población de Graus, para realizar la vía ferrata de la Peña del Morral. Para descargar el track, haz clic en el símbolo de Wikiloc. 


 
El acceso a la vía, se puede realizar desde varios puntos, nosotros nos acercamos hasta la confluencia de carreteras, justo en el puente que salva las aguas del río Esera, aquí hacemos media rotonda, y nos introducimos en la calle del Barranco donde aparcamos el coche.

Desde aquí avanzamos unos metros, cuando llegamos a la altura de un soportal, vemos un letrero que nos indica la dirección de la vía ferrata, así que giramos a la izquierda y continuamos rectos por la calle Hospital, hasta llegar a los pies de la Basílica de Santa María de la Peña, donde hay un aparcamiento para coches, que a estas horas se encuentra vacío, y que para otra ocasión puede ser una buena opción.


En el mismo aparcamiento, nos encontramos con un panel informativo, con los datos de la vía ferrata, en este mismo punto nace un sendero, que cogemos y nos adentra en un pinar, que tras varias lazadas nos deja en la base de la Peña del Morral, dode nos encontramos un pequeño tramo de no más de cincuenta metros equipado con cable de vida, que nos deja en el inicio de la vía.

A pesar de ser una ferrata de iniciación, el primer paso es vertical, y ligeramente desplomado, con las grapas ladeadas hacia la derecha, aunque el exceso de grapas, tanto para pies, como para manos, hace que lo superemos sin mayores dificultades.





Superado este primer tramo, caminamos por un tramo tumbado, equipado con cadenas, y cable de vida, que nos deja a los pies de una escalera metálica.

La salida de está, no resulta sencilla, ya que está desplomada, los cambios de cable son muy cortos, por lo que nos toca tirar de brazos. Tras subir unos metros, hacemos un corto ladeo hacia la derecha, y después destrepamos unos metros hasta bajar a una larga repisa, equipada con cadenas y alguna grapa.





Al final de la repisa, llegamos a una nuevo tramo vertical desplomado, en medio del paso, nos toca cambiar en dos ocasiones el cable de vida, por lo que nuevamente nos toca tirar de brazos. 

Superado con alguna que otra dificultad, por el calor que hace, y sobre todo por el desgaste de la anterior vía, tan solo nos queda caminar, por una larga placa tumbada, equipada primero con grapas, después con cadenas, y más tarde solo con cable de vida, que nos deja en el final de la vía, junto al mirador del Morral, desde el que podemos visualizar el Tozal de Guara, y las Sierras de Ferrera, Chía o Sis, además de varios tres miles del pirinero como el Perdiguero, que apenas es visible, ya que se está nublando.





Tras disfrutar de las vistas, y hacer las pertinentes fotografías, iniciamos el regreso al coche, para ello tomamos un camino asfaltado, equipado con barandilla a ambos lados, por la que descendemos hasta la Basílica de Santa María de la Peña, y en cinco minutos nos plantamos en el coche, dando por finalizada la segunda vía ferrata del día, que a pesar de ser de iniciación nos ha dejado un buen sabor de boca, ya que tiene varios pasos bastante majos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Últimos comentarios