jueves, 4 de octubre de 2012

La Faja de las Flores, ascenso por Clavijas de Carriata y descenso por Clavijas de Cotatuero

Aprovecho un día entre semana, que han dado bueno, para irme con mi hermano a Ordesa, hace ya unos cuantos años que no voy, y desde hace tiempo tenía ganas de volver. La ruta elegida, es la Faja de las Flores.

No madrugamos, ya que el día todavía es largo, llegamos al aparcamiento sobre las once, y nos quedamos sorprendidos, de la cantidad de coches que hay, a pesar de ser jueves. Para descargar el track, haz clic en el símbolo de Wikiloc.


 
Nos ponemos los bártulos y retrocedemos unos metros por la carretera, hasta que llegamos a la altura de Casa Olivan, donde cogemos el sendero que nos lleva en continuo ascenso, por un bosque de hayas.





El sendero es estrecho y sombrío, no se encuentra balizado, pero no tiene pérdida, el día es muy bueno, y comenzamos a sudar. Llegamos a la altura de una caseta de madera, que puede servir de refugio, reanudamos la marcha y enseguida salimos del hayedo, donde podemos ver el Tozal de Mallo.



A partir de este punto, nos encontramos varios paneles con diferentes alternativas, nosotros nos dirigimos hacia el circo de Carriata, para subir por las clavijas, llegamos a una pequeña trepada con buenos puntos de apoyo en la roca, que superamos sin mayores complicaciones.

Poco después se nos presentan dos alternativas para llegar hasta la faja de las flores, una por una estrecha fajeta equipada con sirga o por las clavijas de Carriata, opción esta última que nosotros escogemos. El sendero nos acerca hasta un gran paredón de roca, y después nos lleva paralelo a este, por el camino podemos ver una marmota, que vigila nuestros pasos.




Cuando el sendero finalizada, llegamos a las clavijas de Carriata, desde la que podemos ver la fajeta, que se encuentra equipada con sirga.

Las clavijas a simple vistas nos dan algo de respeto, ya que no se encuentran equipadas con cable de vida (pensábamos que sí), pero una vez metidos en harina, el primer tramo lo pasamos muy bien, ya que las rocas son grandes, están escalonadas y ofrecen muy buenos apoyos, tras superar el primer tramo y andar unos metros, llegamos al segundo tramo más corto pero más vertical y con apoyos menos claros, que superamos, aunque es un pelín más complicado que el tramo anterior.




Después de superarlas, aprovechamos para hacer una pequeña parada, enseguida continuamos la marcha, y tras realizar alguna fácil y corta trepada, llegamos a la unión del sendero de las clavijas con el de la fajeta, que se encuentra bien señalizado.

Desde este punto, ya podemos ver la Faja de las Flores, para llegar a ella, vamos subiendo por la ladera de la montaña, evitando la zona de pedrera, una vez en lo más alto, justo a unos metros del inicio de la Faja de las Flores, y tras haber superado todo el tramo de subida, decidimos para a comer, y realizar toda la faja y la bajada hasta el aparcamiento de un tirón.



Después de comer, reanudamos la marcha y comenzamos la Faja de las Flores, el sendero es evidente y estrecho, aunque con la suficiente anchura, para caminar tranquilos.

Como vamos bien de tiempo, nos paramos de vez en cuando para fotografiar la faja y su entorno, pasamos por debajo de un gran roca, que se ha quedado encajada, a pesar de que a penas ha llovido en los últimos meses, las rocas manan agua, y en una de ellas, mi hermano aprovecha para llenar la botella.

Las vistas desde la faja son impresionantes y la sensación de vació es enorme, ya que esta se encuentra sobre los 2.400 m, a mitad del recorrido, podemos ver como pasamos por encima del aparcamiento de Ordesa.





Cuando hemos recorrido la mitad de la faja, el sendero empeora considerablemente, ya que se encuentra en peor estado, algo más estrecho y más aéreo, por lo que extremamos las precauciones y reducimos el paso.



Después de recorrer algo más de tres kilómetros por la Faja de las Flores, llegamos al final de esta, que nos dejan en una Tartera (terreno cubierto de grandes piedras), desde la que se obtiene una fantástica panorámica, con el Taillón, la Brecha de Roland, el Casco y la Torre.

Continuamos la marcha, siguiendo los hitos por la tartera, llegamos hasta una canal, por la que realizamos un sencillo destrepe y nos deja junto a un torrente de agua, que utilizamos para guiarnos y realizar el descenso junto a él, que nos lleva, hasta un pradera, donde podemos ver un bonito salto de agua, donde aprovechamos para fotografiarnos y comprobar que las últimas lluvias, han servido para aumentar el caudal.






Volvemos unos metros sobre nuestros pasos, y continuamos por la margen derecha del río de Cotatuero, el cual forma una gran cascada al final de la pradera, nosotros realizamos un corto destrepe, con una gran sensación de vacío, que nos deja en las Clavijas de Cotatuero.

Nos ponemos los arneses y comenzamos las clavijas, que se dividen en tres tramos, el primero de ellos es bastante aéreo, y con tan solo el apoyo de las clavijas para pies y manos. Las clavijas se encuentran bastante distanciadas, por lo que vamos con precaución y aseguramos bien los apoyos (quien mida menos de 1,70 m. le costará llegar a alguna de ellas).

Tras superar el primer tramo, llegamos al segundo, mucho más sencillo, ya que podemos apoyar los pies en la roca, aunque casi al final tenemos que hacer un largo estiramiento para llegar a la roca, que nos deja en el siguiente tramo.

El último tramo es una canal, que se encuentra mojada, ya que la roca esta sudando agua, el destrepe sin agua es sencillo, ya que además de las clavijas, las piedras ofrecen buenos apoyos, pero bajamos con precaución, ya que este tramo no dispone de cable de vida.





Tras finalizar la canal, guardamos los arneses en las mochilas, y proseguimos la marcha, por un sendero bien definido, que nos lleva hasta el interior de un bosque de hayas. 

Cuando llegamos al desvío, donde nos da la opción de ir al Circo de Carriata, nos desviamos unos metros, para ver un torrente de agua, a lo lejos podemos ver la cascada donde hemos comenzado a descender.



Continuamos descendiendo por el hayedo dirección a la pradera, el hayedo esta espectacular, aunque a medida que avanzamos, nuestras rodillas comienzan a resentirse de tan largo descenso. La ruta esta llegando a su fin, cuando llegamos a la altura de la Virgen del Pilar, allí enlazamos con la pista principal, y en menos de cinco minutos llegamos al aparcamiento.


17 comentarios:

  1. Esa vuelta, además de mítica, es preciosa. Tengo muchñisimas ganas de hacerla pero aún no hemos encontrado el momento de eescapar.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, totalmente de acuerdo contigo, yo también llevaba tiempo detrás de ella, y al final lo he conseguido y ha merecido la pena. Otra vez repetiré y le añadiré el Tozal de Mallo. Saludos

      Eliminar
  2. ¡Preciosa ruta! y en un ambiente espectacular.Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Esta pasada semana, con motivo de las fiestas de mi pueblo nos largamos la parienta y yo unos días a Broto y entre otras cosas hicimos esta ruta, ya la había hecho varias veces en sentido contrario y siempre acababa muerto por culpa de la bajada de Carriata. Esta vez fue muy diferente porque yo llevo mucho mejor subir que bajar y la bajada de Cotatuero es más descansada.
    Para mi la ruta con las vistas más impresionantes de todo el Pirineo. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola PM Brea, yo lo de bajar también lo llevo muy mal, acabo con las rodillas hechas polvo. Yo decidí subir por Carriata porque lo recomendaban en varios blogs. Saludos

      Eliminar
  4. Una lástima no haber pillado el bosque otoñal. Desde luego la próxima vez tienes que subir el Tozal del Mallo, no tiene ninguna dificultad y apenas algo de desnivel añadido, y las vistas son de lujo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Subir al Tozal del Mallo, era una opción, pero como llegamos tan tarde, decidí dejarlo para otra ocasión. Saludos

      Eliminar
  5. Hola Eduardo: te puedes creer que teniendo casa en Broto, no he hecho nunca esa vuelta? Todos me han dicho que es espectacular y en tus fotos se ve. Me has puesto los dientes largos y la voy a intentar hacer en cuanto pueda. Muy, muy chula.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge, pues date prisa, porque en cuanto comiencen las nevadas y el hielo, la faja es poco aconsejable para caminar por ella. Saludos

      Eliminar
  6. Buena ruta Eduardo. Me trae buenos recuerdos.
    Yo la hice en sentido contrario pues las clavijas de Cotatuero según dicen dan menos yuyu si las haces subiendo que bajando, aunque personalmente tampoco creo que haya gran diferencia.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David, yo la hice de esta forma, ya que así lo indicaban en muchos blogs, por el tema de las clavijas. Una vez hecha la verdad que las clavijas da igual de una forma que de otra, lo único a favor por lo menos para mi, es que bajando por Cotatuero, el descenso es más sencillo, y mis rodillas se resienten menos. Bueno quedo en espera de tu crónica de la Garganta de Escuaín, saludos

      Eliminar
  7. Hola eduardo. Excelente crónica, fotografiada al detalle. Enhorabuena.
    Un saludo,
    Chesco

    ResponderEliminar
  8. Una pasada de reportaje Eduardo. Ordesa y sus rincones nunca defraudan, queda anotada la ruta, gracias.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una ruta que no defrauda, ahora es buena época para realizarla, además con las últimas lluvias,seguro que esta precioso Ordesa. Saludos

      Eliminar
  9. Un aplauso por Dios. Sois la narración más acertada y que mas me ha gustado para quienes no conocemos el camino y vamos a hacerlo; fotos, descripciones de lo que vamos encontrando en el camino... no sabia que desde el final de Las Flores se podía tocar con la vista la maravillosa Brecha. Si dudaba en darnos la vuelta si veíamos que la faja se nos hacía larga ya está decidido, ¡¡¡hasta el final!!. Tengo la excursión a la Brecha en la mente pero mientras llega el año que viene... contentarse con verla a lo lejos al menos. Gracias por los datos. Muy valioso el de 1.70 para cotatuero. Yo mido 1.49 uy uy uy.
    Gracias y megapunto! !!

    ResponderEliminar
  10. Hola Sofia.

    Muchas gracias por los alagos, me voy a poner colorado, jaja. La Faja de las Flores, es sin duda, una de las rutas que no debe faltar a todo montañero/a.

    Si la vas a realizar este verano, te recomiendo madrugar porque más de la mitad del recorrido es sin sombras, y además te recuerdo que en verano, hay que subir a la pradera en autobús.

    Las clavijas de Cotatuero, son fáciles, sin estás acostumbrada a este tipo de pasos, y no tienes vértigo.

    En cuanto a la Brecha, aunque sea para el año que viene (tengo pendiente hacer la entrada de la subida del Taillón), te recomiendo subir desde Bujaruelo, añadirle el Taillón, y hacerla en dos días pernoctando en el refugio de la Brecha, que sin duda tiene unas de las ubicaciones más espectaculares que he visto nunca, con vistas a la brecha, y a la gran cascada de Gabarnie.

    Disfruta del día. Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Últimos comentarios