domingo, 29 de mayo de 2011

Balneario de Panticosa - Ibones Azules

Hoy nos dirigimos hacia el Valle de Tena, a la población de Panticosa, con la idea de subir hasta los Ibones Azules, que sin duda es una de las rutas, más bonitas del valle, y de los pirineos.

De camino, como suele ser habitual, paramos en la panadería La Nave, después nos dirigimos hacia Panticosa, y una vez allí, sin entrar, subimos hasta los baños de Panticosa. Para descargar el track, haz clic en el símbolo de Wikiloc.

 
Dejamos el coche en el aparcamiento, situado junto al ibón de Baños, donde nos acercamos y damos por comenzada la ruta, después de la breve visita, continuamos por la zona del balneario, hasta llegar al Refugio de la Casa de Piedra, desde donde nace un estrecho sendero, en subida, que tras varios zigzags nos deja en el mirador de la Reina, desde el cual tenemos unas fantásticas vistas del Balneario y de varios tres miles, como el Argualas o el Garmo Negro.







Siguiendo el sendero que se encuentra balizado con marcas con franjas blancas y rojas (GR), e hitos, llegamos al barranco de Calderés,donde podemos ver varios saltos de agua, que forma el río Calderés a su paso.

En este punto, el sendero continúa siendo estrecho, pedregoso, y en algunos puntos algo expuesto, por lo que caminamos con precaución, y en un punto nos ayudamos de las manos para realizar un cortísimo destrepe.






Finalizada el barranco, el sendero nos lleva hasta una amplia pradera llamada Plano de Bozuelo, donde las piernas agradecen el descanso, aunque la alegría dura poco, ya que desde la pradera, podemos ver por donde continúa el sendero.

La zona es preciosa, y desde cualquier punto las vistas son espectaculares, aunque nada comparado con lo que nos queda por ver.




Dejamos atrás la pradera, y después de una corta subida, descendemos por un sendero pedregoso, hasta cerca del cauce del río Calderes. Durante unos metros caminamos paralelo al cauce del río, pero enseguida, comenzamos a subir.

Por el camino, nos encontramos con varios ejemplares de flores, y a lo lejos, ya podemos ver la Cuesta del Fraile, justo antes de comenzar a subir, pasamos junto a la Cascada del Fraile, que lleva un buen caudal.









Junto a la cascada, hacemos un breve pausa, y enseguida retomamos la marcha. Comenzamos a subir la cuesta del Fraile, la subida se hace dura, sobre todo porque comienza el sol a calentar de lo lindo, y no hay ni una sola sombra, tras varios zig zags del camino llegamos a lo más alto, desde el que se obtienen unas fantásticas vistas de la zona.





Nada más finalizar la subida, llegamos al primero de los ibones, se trata de ibón de Bachimana inferior, que se encuentra a unos 2177 metros. A mano derecha del ibón de Bachimaña inferior, están construyendo un refugio, que cuando este terminado será de gran ayuda para realizar el ascenso a las cumbres de los infiernos.

Seguimos la marcha y bordeamos el ibón y en apenas 10 minutos nos encontramos con el segundo de los ibones, este es el ibón de Bachimaña superior, estamos a 2207 m.




Seguimos dirección a la cascada de los azules, tras superar un nevero, llegamos al cauce del río, desde este punto parten dos opciones, subir por el camino de invierno, en el que seguramente habrá algún tramo con nieve hasta las rodillas, o cruzar el río y continuar por el sendero de verano.

Tras deliberarlo, pasamos el cauce, con bastante problemas, ya que baja con bastante caudal, una vez en el otro extremo, y tras andar unos metros llegamos a la Cascada de los Azules.




Para sortearlos, continuamos por la derecha, por un sendero en continua subida, que nos lleva hasta la parte superior de la cascada, tras superar otro nevero, llegamos al Ibón Azul inferior, estamos a 2380 m, que bonito esta y todavía quedan algunos bloques de hielo. 

Tras detenernos un rato, para fotografiar el ibón y su entorno, seguimos hasta el ibón superior, tomamos un sendero que parte del ibón. El sendero es estrecho, en subida y en algunos tramos poco marcado, desde él, se pueden ver mejor todo el ibón, una vez arriba llegamos
Ibón azul superior que se encuentra a 2458 m, y que permanece casi helado en su totalidad.

Con vistas a ibón superior, paramos tan solo media hora para comer ya que a las cinco dan tormentas y se estaba nublando. 

1 comentario:

  1. Acabo de hacer un fantástico descubrimiento: este blog tuyo. Me parece magnífico, y te he puesto un enlace en uno de los míos, que tal vez sea también un descubrimiento para ti: Ubrique Natural, http://ubriquenatural.blogspot.com Sobra decir que estás invitado a participar en él si haces alguna ruta por la Sierra de Cádiz (sospecho que de momento es difícil por la distancia, lo sé, pero la invitación es sincera porque mi blog se nutre de aportaciones de colaboradores y no sólo de los itinerarios que hacemos Paco Solano y yo, como podrás comprobar). Un abrazo y mucho éxito con el blog y que sigamos disfrutando con el senderismo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Últimos comentarios