jueves, 21 de agosto de 2014

Getaria

Segundo día de nuestras vacaciones en Zarautz, por la mañana aprovechamos para darnos un baño en la playa, y por la tarde nos acercamos hasta Getaria.

Esta coqueta villa medieval, tiene en la actualidad 2675 habitantes, de su nacimiento no hay datos concretos, ya que el fuero sobre el origen de la villa se perdió. 

Debido a su ubicación estretégica, en varias ocasiones Getaria fue destruida, ya desde la edad media, fue un importante puerto mercantil, y pesquero, siendo la caza de ballenas una de las actividades más importantes.

Entre sus ilustres habitantes, se encuentra el descubridor Juan Sebastián Elcano, que fue el primer navegante en conseguir dar la vuelta al mundo.

Como pasa en la mayoría de las poblaciones turísticas de la provincia de Guipúzcoa, para aparcar hay que pasar por caja, nosotros como ya hemos estado otras veces, decidimos probar suerte en la parte alta de Getaria donde el servicio de OTA no ha llegado todavía, en caso de estar ocupado, la mejor opción es bajar hasta la zona del Puerto, donde hay varios aparcamientos regulados por el servicio de OTA, que viene a ser a euro la hora.

Desde la zona alta, descendemos hasta la carretera, aquí iniciamos el recorrido por la villa, nuestro primer destino, es el monumento a Juan Sebastian Elcano, construido a principios del S.XIX en piedra de labranza, y en homenaje al cuarto centenario del regreso del Elcano, tras su vuelta al mundo.

El monumento tardo dos años en ser construido, y es de grandes proporciones, debido a su ubicación, sirve de perfecto mirador de la villa, la entrada es gratuita, así que accedemos a él, desde la carretera.

El monumento está compuesto por dos niveles, ambos sirven de mirador, pero sin duda la terraza superior nos ofrece las mejores vistas, desde el tenemos una amplia panorámica de la villa de Getaria, el monte San Antón, y de la Playa de Malkorbe. 



Tras disfrutar de las vistas, descendemos hasta la carretera, nos acercamos a la Plaza Gudaris, donde se encuentra el ayuntamiento, y en el centro, una estatua en mármol de Juan Sebastián Elcano.

Desde la misma plaza, cogemos la calle Mayor por la que accedemos al casco historico de Getaria, con sus calles empedradas, y edificios históricos como las Casas Torres de los Zarautz y de Ochoa Ibañes de Olano, que se encuentran adjuntadas a la Iglesia de San Salvador, de origen gótico, construida entre los S.XIV- XV, declarada como Monumento Nacional y en la que se celebraron las primeras juntas generales de Guipuzcoa.

Como en otras ocasiones, se encuentra cerrada, así que imaginamos que tan solo será visitable, en horario de misas.




Tras detenernos unos minutos para contemplar estos edificios, pasamos por debajo de la Iglesia de San Salvador, por el pasadizo de Katrapona, por el que salimos a la plaza Katrapona, en la que podemos disfrutar de un buen pescado a la brasa, con excelentes vistas al puerto.

Antes de bajar al puerto nos acercamos a la Plaza Elcano, donde además de las típicas casas marineras, vemos una estatua en bronce de Juan Sebastián Elcano.





Para bajar al puerto tenemos varias opciones, nosotros lo hacemos por las escaleras que recorren parte de las antiguas murallas, una vez en el puerto nos acercamos hasta la playa de Malkorbe, de aguas tranquilas, y que disfruta durante gran parte del verano de bandera verde, lo que la hace perfecta tanto para familias, como para los que les gusta practicar deportes acuáticos.

Desde la playa, regresamos al puerto, donde tenemos unas vistas privilegiadas del Monte San Antón, conocido en la zona como "el Ratón de Getaría". Hasta el S.XV, era una isla, pero con la construccción de un istmo artificial, ha quedado unido a la villa.

La subida es bastante asequible, y se puede realizar en menos de una hora, nosotros hoy tan solo la realizamos hasta el primer mirador, donde disfrutamos de una panorámica totalmente diferente de Getaría.

La hora de cenar se va acercando, y el olor a pescado a la brasa nos llega por todos los lados, regresamos al casco histórico, pero esta vez por la calle San Roque, donde podemos ver varias casas góticas, alguna reconvertida en hotel, y las clásicas casas típicas marineras con sus balcones bolados de madera.

En una de las numerosas tabernas de la calle mayor, disfrutamos de los famosos pintxos, con una ración de chocos, acompañados de una buena cerveza. Ya de regreso al coche, y con los últimos rayos de sol, nos acercamos hasta la playa de Gaztetape, sin duda la más bonita de Getaría, pero que al estar abierta al mar, suele tener bastante oleaje, lo que la hace perfecta para practicar el surf.

Desde la misma playa, caminamos hasta la carretera, disfrutando de las vistas, llegamos a las afueras de Getaria, hasta que alcanzamos la plaza Gudaris, desde aquí subimos a la zona alta, donde tenemos el coche, y vuelta a Zarautz.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Últimos comentarios