miércoles, 18 de agosto de 2010

Lea Ibilbidea de Oleta a Gizaburuaga

Lea Ibilbidea, es un sendero que discurre por la orilla del río Lea y une las poblaciones Vizcaínas de Mendexa, Oleta, Gizaburuaga, Aulesti y Munitibar. 

Tiene una distancia total de 46 kilómetros, pero se puede realizar por tramos (que es como yo la estoy realizando), a lo largo de este recorrido nos encontraremos con diferentes edificaciones antiguas como molinos, ferrerías, antiguos conductos de agua y con las magnificas vistas en todo momento del rió que en su primer tramo se une con el mar formando la ría. Hoy realizó el segundo tramo de la ruta, que une el barrio de Oleta (pedanía de Amoroto) y Gizaburuaga. Para descargar el track, haz clic en el símbolo de Wikiloc.

 

El inicio de la ruta, lo realizo desde la pedanía de Oleta, cruzo el puente que salva el cauce del río Lea, y enlazo con una amplia pista asfaltada, que me lleva paralelo al cauce del río, y donde me encuentro con una bonita edificación, que bien pudiera ser un hotel rural, que se encuentra cercano a una presa, donde se puede comprobar el nivel de agua, que lleva el río.





Unos metros más adelante, en un prado puedo ver como un burro me esta observando, en este punto cruzo un pequeño puente de piedra, que me lleva a la margen derecha del río, donde el camino cambia, convirtiéndose en una amplia senda de tierra de color amarilla, que me recuerda a la película del Mago de Oz, cuando le dice a Doroti, que siga el camino de baldosas amarillas.

Nada más cruzar, el camino además de ir pararelo al río, me acerca más a su cauce, la vegetación es muy espesa, y le da mucho encanto, andados unos metros, veo a lo lejos una antigua presa, con una canal en su extremo, que se utilizaban para hacer llegar el agua a las ferrerías y los molinos, que antes había en la zona.





Después de dos kilómetros totalmente llanos, enlazó una corta subida, que me lleva hasta el punto más alto de la ruta, desde el que obtengo unas fantásticas vistas de la zona, y que me deja junto a la carretera comarcal, que une Oleta y Guizaburuaga. 

Como la zona esta llena de caseríos, es de imaginar, que algún vecino, no habrá permitido que se haga el camino, al tener que pasar por sus tierras. Tras salir a la carretera, cojo el arcén, y camino por el, pasando por delante de varios caseríos, tras poco más de quinientos metros, retomo el camino principal , que en una ligera bajada, me lleva por una zona de pastos, donde puedo ver algunas cabras y ovejas pastando libremente.

Después de un pequeño tramo con sube y bajas, enlazó con un tramo equipado con pasarela de madera, que me deja en los restos de un antiguo molino, del que apenas quedan tres trozos de pared, y que cuenta con un par de bancos, en los que descansar mientras se disfruta del río, cerca de estos, me detengo un instante para leer una placa, donde explica la historia del molino.
 


Sin apenas dilación, prosigo la marcha, y enlazó por un tramo que pertenecía a la antigua calzada real, que me deja en la carretera de acceso al agroturismo Akuiola, donde me hospedo.

Cruzo el puente, para cambiar a la margen izquierda, y cojo de nuevo la pista, que como practicamente todo el recorrido, se encuentra en muy buen estado, y no presenta ninguna dificultad, andados unos metros, puedo ver otra pequeña presa que hace el río, y que se bifurca en su margén izquierda por una acequia, que hace pensar que en tiempos habría otra ferrería, o simplemente es una acequia para regar los campos de cultivo de la zona.

La ruta esta llegando a su fin, tras finalizar un corta subida, equipada con pasarela de madera, lo puedo afirmar, ya que puedo ver las primeras casas de Gizaburuaga, al que llego transcurridos cinco minutos y accedo a través de un puente, que me deja junto a la Parroquia de Santa Catalina, que data del S.XVI, y es de estilo gótico renacentista, que bien merece una visita, descanso unos minutos y regreso por el mismo camino.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Últimos comentarios