martes, 17 de agosto de 2010

Gernika

Aprovechando que estamos en Lekeitio, el lunes nos acercamos a la villa vizcaína de Gernika, conocida principalmente porque en ella se alberga la Casa de Juntas y el árbol de Gernika.

Hoy toca escribir sobre la villa Vizcaína de Gernika, la cual no teníamos prevista visitar antes de estar en la zona, pero viendo que varias personas nos recomendaron su visita, al final nos decidimos a pasar unas horas en esta entrañable villa, conocida principalmente porque en ella se alberga la Casa de Juntas y el árbol de Gernika.

Gernika se encuentra a unos 35 kilómetros de Bilbao, en el litoral oriental de la provincia de Bizkaia, en la comarca de Lea-Artibai. 

Sobre su creación, la Villa de Gernika fue fundada un 28 de Abril de 1366 por el Conde D. Tello del que se alza una estatua en su honor en la Plaza de los Fueros, su ubicación no fue al azar y este se ubico cerca de la ría para que los barcos pudieran acceder con facilidad al Puerto de Suso.

Pero un 26 de abril de 1937 marco en Gernika un antes y un después quedando marcado para toda la historia, ese día sufrió un bombardeo que dejo la villa totalmente arrasada.

Durante gran parte de la vida de esta villa mantuve una gran rivalidad con la población de Lumo, debido a que no se ponían de acuerdo en los límites entre ambas poblaciones, así que en el año 1982 ambas poblaciones se unificaron para dar origen al actual nombre de la villa como es Gernika-Lumo.

Desde Lekeitio, nosotros nos acercamos en coche, aunque una buena opción, es hacerlo en el cercanías, que une esta población con Bilbao, opción que es cómoda y asequible, ya que el billete de ida y vuelta desde Bilbao, tan solo cuesta 4,50 €.

Una vez en Gernika, dejamos el coche, en uno de los múltiples aparcamientos gratuitos, situados a las afueras, desde allí nos dirigimos al centro, donde se encuentra la oficina de turismo. Una vez recogida la información pertinente, aprovechamos que es lunes, y nos acercamos a la Plaza del Mercado, donde cada lunes, se celebra el Mercado de los Lunes.

El ambiente es muy bueno, y la afluencia de gente, es bastante grande, la oferta es muy amplia y podemos comprar desde textiles, herramientas de trabajo y productos de campo, muy frescos y a precios bastante competitivos, nosotros como vamos con el peque compramos unas chuches.





Terminada la visita al mercado, nos dirigimos de nuevo al centro, y más concretamente a la Plaza de los Fueros, donde destaca en el centro una estatua del Conde de D. Tello, fundador de Gernika, y en los laterales los soportales.

En esta plaza se concentran varios edificios importantes como El Museo de la PazMuseo que se construyo principalmente debido a los trágicos acontecimientos producidos en esta población en la guerra civil española, y es que un 26 de abril de 1937 Gernika quedo arrasado por un ataque aéreo.

Los horarios: de M – J de 10 a 14 y de 16 a 19 h. Los D de 10 a 14. Los meses de Julio y Agosto es de 10 – 14 y de 16 – 20 horas. Los D de 10 – 15, permaneciendo cerrado por descanso semanal los lunes. Los precios son: entrada normal 4 € y 2 € (para jubilados, estudiantes…).

En su interior podemos ver una recreación, sobre ese fatídico día, una exposición con fascines de la época, así como uniformes de los combatientes, armas y varios documentales con las opiniones de personas que tuvieron participación en uno y otro bando.





Finalizada la visita al museo, regresamos a la Plaza de los Fueros, sin salir de los soportales, que se encuentran junto al museo, podemos ver el bonito edificio que alberga el ayuntamiento, después proseguimos nuestro camino por los soportales, para subir por una escalinata, que nos deja junto a la Iglesia de Santa María, que data del S.XIV, es de origen gótico, y tan solo puede visitarse en horario de culto, por lo cual, se encuentra cerrada.

Una vez vista por fuera, nos desviamos unos metros de nuestro recorrido, para ver un mural del Gernika, una réplica del famoso cuadro de Picasso, que fue construida en cerámica en el año 1995, y que representa los horrores de la guerra civil española.






Retrocediendo sobre nuestros pasos, y a la altura de la Iglesia de Santa María, llegamos al Parque de los pueblos de Europa, que es una de las zonas verdes de la villa, y que permanece abierto de 10:00 a 19:00 en invierno y hasta las 21 horas en verano. 

Aprovechando que está abierto, entramos y damos un agradable paseo, siguiendo el cauce de un riachuelo de aguas turquesas, que desemboca en un pequeño estanque, en el otro extremo del parque, podemos ver varias esculturas de Chillida y Moore.






Después de descansar un rato en el césped, regresamos hasta el estanque, y dejamos el parque por una de las salidas laterales, que nos deja junto al Convento de Santa Clara y el Antiguo Hospital del Señorío, los dos edificios están unidos por un arco de medio punto, aunque tan solo es accesible para el público el Convento de Santa Clara que data del año 1880. 

Desde el mismo convento, podemos ver los jardines de Casa de Juntas y Árbol de Gernika, un edificio construido en el S.XIX, de origen modernista, al que accedemos por una puerta situada unos metros más adelante. 

La visita es gratuita y está abierto todos los días, de 10:00 – 14:00 y 16:00 – 18:00, ampliándose en verano hasta las 19:00, como tan solo faltan diez minutos para el cierre, nos damos una vuelta por sus jardines, y nos acercamos a ver el Árbol de Gernika, donde podemos ver tres generaciones. Por un lado el tronco viejo que representa el paso, el árbol actual que representa el presente y un retoño, que representa el futuro.





Ya de vuelta a Lekeitio, bajamos hasta el centro por detrás de la Iglesia de Santa María, y vemos un curioso reloj en el cesped, y justo enfrente un bonito edificio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Últimos comentarios