jueves, 19 de agosto de 2010

Ermita de San Juan de Gaztelugatxe


Hoy nos acercamos hasta la comarca de Busturialdea – Udaibai, que está declarada por la UNESCO desde 1984 Reserva de la Biosfera. Dentro de ella, se encuentra varios puntos de interés que queremos visitar, el primero del día es La Ermita de San Juan de Gaztelugatxe.

El acceso se realiza a través de la carretera comarcal (BI-3101), existen dos aparcamientos, uno grande junto al restaurante Eneperi, del que sale un camino de tierra que desciende hacia la base del islote, y un segundo más pequeño pero con el acceso al islote, mediante una pista asfaltada. Para descargar el track, haz clic en el símbolo de Wikiloc.



Nosotros nos decantamos por el segundo, ya que así podemos llevar la silla de paseo del niño, junto al aparcamiento, se encuentra un panel informativo con la historia de la ermita y algunas anécdotas.

Comenzamos la ruta, y tomamos una pista asfaltada, que nos lleva en un pronunciado descenso, hasta un cruce de caminos, donde hay una barca, en la que el peque aprovecha para jugar, mientras tomo unas fotografías de la zona.

Después continuamos el descenso, por el camino hay algunas fuentes, pero en ninguna baja agua, por lo que es aconsejable llevarla, sobre todo el verano, por la fuerte humedad que hay en la zona.


Cerca del final de la carretera, se une el sendero, que parte desde el restaurante Eneperí, ya en la base del islote, hay una zona con baños y un aparcamiento, y es que antes, estaba permitido bajar en coche hasta la base del islote, pero viendo la afluencia de gente que visita la ermita, es de imaginar que se montarían unos atascos de la leche. 

Desde el aparcamiento, se inicia la subida a la ermita, antes pasamos por un puente de dos ojos, desde el se puede acceder a la mar, bajando por unas escaleras. Mi mujer y el niño deciden descender hasta el mar, y esperarme, mientras ven a un grupo de buceadores, por lo que el ascenso hasta la ermita lo hago en solitario.

Para acceder a lo alto de la atalaya, hay que superar los 231 escalones, que son bastante bajos, por lo que se suben bastante bien. A mitad camino me detengo para realizar unas fotografías de la zona.



Mientras voy subiendo a mano izquierda, me voy encontrado numerosas cruces con números romanos, hasta un total de 14 que nos indican cada uno de los pasos del Vía Crucís. Una vez en lo alto de la atalaya, se puede ver el camino por el que hemos venido.



La Ermita de San Juan de Gaztelugatxe, data del S.X y se dice que pudo ser un monasterio templario, en su entrada hay una campana que según marca la tradición debes hacerla sonar 3 veces y pedir un deseo. 

El interior está compuesto de una nave, en la que destaca la decoración marinera, detrás del altar, se pueden ver las tallas de San Juan, San Pedro, San Pablo, San Antonio, Santa María y la Virgen del Carmen, y en medio de ellas la popa o proa de un barco (disculparme pero uno es de montaña y no distingue una de otra).

Junto a la ermita se encuentra un pequeño refugio muy bien conservado en el que podemos descansar y tomar un bocado ya que en su interior se encuentra una gran mesa con bancos.

El regreso lo hago por el mismo camino, desciendo por el puente hasta el mar, para reunirme con el peque y mi mujer, y regresamos por la pista asfaltada hasta el aparcamiento, sudando la gota gorda, ya que nos toca subir al peque en la silla, y la pendiente es bastante pronunciada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Últimos comentarios