jueves, 8 de mayo de 2014

Parque Natural del Monasterio de Piedra





El fin de semana pasado, estuve recorriendo uno de los lugares más reconditos y bellos de la provincia de Zaragoza, el barranco de la Morana, para este domingo voy a visitar, sin duda, el parque natural más conocido de la provincia, el Parque Natural del Monasterio de Piedra. Para descargar el track, haz clic en el símbolo de Wikiloc.

 
Como se encuentra a poco más de una hora de Zaragoza, no madrugamos, cogemos la Autovía A-2, hasta Calatayud, y nada más dejar a nuestra derecha dicha población, cogemos la carretera que va hacia Munébrega, y que ya nos indica el Parque Natural del Monasterio de Piedra.

Llegamos a eso de las once,  dejamos el coche en uno de los aparcamientos superiores, descendemos hasta las taquillas para sacar las entradas (mejor sacarlas online, más baratas y te ahorras los diez minutos de fila), nos adentramos en el parque y nos hacemos las fotografías de rigor en la entrada.

Antes de recorrer el parque, nos acercamos a ver el espectáculo de aves rapaces, (cuentan con tres horarios 11:30, 13:00 y 16:00 h), ya que acaba de comenzar el primer paso, y al segundo no vamos a llegar.

Después del espectáculo que dura sobre media hora, comenzamos la visita siguiendo los paneles azules numerados, descendemos por un amplio camino de tierra hasta El Vergel de Juan Federico Muntadas, por donde paseamos hasta llegar a la cascada de Baño de Diana

Desde el Baño de Diana, nos acercamos al Lago de los Patos, que más bien se podía llamar el lago del pato, ya que tras recorrerlo, solo vemos un ejemplar, a los pocos metros llegamos a la Cascada Trinidad, donde la roca y el musgo, ofrecen un bonito salto de agua.

Baño de Diana
Cascada Trinidad
Desde la cascada, subimos un pequeño tramo de escaleras, pasamos junto a las grutas de la Pantera, Bacante, Artista, y llegamos a la base de la Cascada de la Caprichosa, que sin duda es una de las más espectaculares del parque. 

Tras visitarla, subimos a la parte superior del parque, por un largo tramo de escaleras, protegida con barandillas, a mitad camino nos desviamos unos metros para llegar al Mirador de la Caprichosa, donde se inicia la cascada, aunque desde él no podemos ver la caída de agua.

De vuelta al camino principal, continuamos ascendiendo, ya por un amplio camino hasta alcanzar la parte superior, donde se encuentra el parque de la Pradilla, y unas gradas de agua, conocidas como Los Vadillos.

Durante unos metros llaneamos por entre un espeso bosque de fresnos, poco a poco vamos descendiendo, alcanzamos primero la cascada de los Frenos Altos, y poco después la de los Fresnos Bajos, donde enlazamos con un nuevo tramo de escaleras, que nos deja junto a la Cascada Iris.

Cascada La Caprichosa
Los Vadillos

Cascada Iris
Hasta el momento Adrián está alucinando con las cascadas, juega con el agua, y nos toca disfrutar del lugar más esperado la Gruta Iris.

La gruta fue descubierta por D. Juan Federico Muntadas en el año 1860, la entrada se encuentra colapsada, ya que todo el mundo se para a realizar las típicas fotografías. Después la fila fluye, descendemos por la gruta, por una estrecha y empinada escalinata, hasta un pequeño recoveco donde hay dos ventanas naturales, desde las que podemos ver parte de la caída de la Cola de Caballo.

Tras un segundo tramo de escaleras, llegamos a la parte trasera de la Cola de Caballo, donde aprovechamos para hacer alguna foto. Como estamos en primavera, la cascada lleva bastante agua, permanecemos unos minutos disfrutando de ella, y nos adentramos en una nueva gruta que nos deja en la zona baja del parque, donde hay un mirador a pie de la Cola de Caballo, donde vemos en todo su esplendor, está cascada que con una caída de 90 metros, es la más grande de España.

Gruta Iris




Cola de Caballo
Seguimos paseando paralelos al cauce del río Piedra, pasamos un puente de madera, y llegamos a la picifactoria de las Pesqueras, que fue la primera creada en España, y donde nos detenemos para dar de comer a los grandes ejemplares de trucha, que por su tamaño parecen salmones.

Recorremos toda la picifactoria, giramos a la izquierda, y llegamos al Lago Espejo, poblado por distintas especies como madrillas, truchas, y varios tipos de barbos. Vamos rodeando el lago, con espectaculares vistas de la Peña del Diablo.

Lo cruzamos por el puente de Pontoneros, y lo vamos dejando atrás, tras un corto llaneo llegamos a la zona de descanso, donde aprovechamos para echarnos un cerveza en el chiringuito que hay, mientras el peque juega en el parque infantil.


Lago Espejo


Como se está haciendo tarde para comer, continuamos nuestro camino, pasamos cerca de una fuente que no lleva agua, y comenzamos a subir un tramo equipado con escaleras y barandilla, a mitad del tramo, pasamos junto a la Fuente del Señor, y un poco más tarde a la Cascada de los Chorraderos, donde el agua cae entre el musgo.

El recorrido está llegando a su fin, y nada más cruzar una pequeña gruta, llegamos de nuevo a la Cascada Iris, desde aquí retrocedemos unos metros, hasta coger un tramo de escaleras, que nos deja en la Cascada Sombría, que apenas lleva agua, y en el cruce de caminos denominado Cuatro Calles, donde giramos a la derecha, pasando cerca de la parte del monasterio que ha sido reconvertido en hotel, y salimos del parque hacia el aparcamiento, donde cogemos la comida, y nos vamos al merendero a comer.

Cascada de los Chorreaderos



Cascada Sombría



Después de comer nos acercamos a realizar la visita guiada al Monasterio Cisterciense del S.XII, que fue una antigua fortaleza musulmana, cedida más tarde a la orden del Cister.

La visita se puede hacer por libre o guiada, nosotros optamos por la guiada, primero visitamos el Claustro de planta cuadrada, con el jardín, la fuente, y rodeado de arcos apuntados.

Del mismo Claustro, pasamos a la sala capitular, en el que destaca la portada de origen gótico, y algunos motivos florales, que se incorporaron más tarde, cuando la orden cogió importancia.

Salimos de nuevo al claustro, y llegamos a la Abadía, que se encuentra en un estado ruinoso, y donde podemos ver los distintos estilos, que en ella se mezclán como el gótico, románico y el barroco del Altar. Desde allí mismo, descendemos a la cripta, compuesta por doce paredes, una por cada apóstol, y donde podemos ver los restos de huesos de algunos monjes, que fueron enterrados allí.

De nuevo al claustro, llegamos a la sala destinada para el Museo del Vino, donde vemos ver el proceso de fabricación del vino, e información sobre la denominación de origen Calatayud.

La visita se va terminando, vemos una pequeña exposición de carruajes de época, visitamos las cocina donde cuentan que se fabrico el primer chocolate de Europa, el refectorio donde se comía y el calefactorio donde los monjes se calentaban en el invierno.

Finalizada la visita, damos un último paseo por el complejo, y vuelta a Zaragoza, la verdad que hacía muchos años que no veníamos, y hemos salido con un buen sabor de boca, y además Adrián se lo ha pasado pipa.


Sala Capitular
Abadía


11 comentarios:

  1. Yo no he estado, pero Eva sí y vino encantada.
    Desde luego la engañaré para que vuelva y me lleve ;)
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hazlo que no te arrepentirás, ahora en primavera en cuando más agua lleva, y además la zona, da para un fin de semana. Saludos

      Eliminar
  2. Uno de esos lugares que aunque lo hayas recorrido varias veces,siempre sorprende gratamente.La última vez que estuvimos era otoño con una variada explosión de tonalidades de colores,pero en primavera es realmente precioso.Una excursión para saborear y para compartir en familia.
    Saludos y gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poco más queda decir, lo has explicado perfectamente, saludos

      Eliminar
    2. Yo diría que faltan cosas por decir aunque no guste decirlas.
      La provincia de Zaragoza es un gran secarral con dos o tres oasis y el mas chulo de todos es el Monasterio de Piedra, el cual si quieres poder disfrutar tienes que pasar por caja "deprimente".
      No me vale que saquen como escusa que te enseñan el Monasterio o algunas rapaces ya que en tiempos no lo hacían y pasabas igual por caja, imagino que seria por ser un espacio privado (desconozco si lo sigue siendo). Pero también imagino lo que diría la gran mayoría si nos invitaran a pasar por caja cada vez que vamos al Pirineo, la Sierra de Guara o los Mallos de Ríglos (por poner un ejemplo).
      Por otro lado aconsejaría visitarlo evitando puentes y vacaciones, porque puede llegar a ser desesperante de la multitud de gente que te encuentras.
      Un saludo.

      Eliminar
    3. Hola Kiko, en "teoria", el dinero que pagas de la entrada es para el mantenimiento del Parque Natural, por desgracia casi todo, hoy en día es un negocio, y dentro de poco tendremos que pagar hasta por respirar.
      El día que nosotros estuvimos, no había mucha gente, pero el puente del 1 de Mayo nos comentaron unos de Calatayud que estaba petado de gente, un saludo

      Eliminar
  3. Pero que requetebonito es este sitio!!!
    Dos veces he estado y creo que no me cansaría de volver. No se si debería contarte esto porque vas a pensar que soy una cazurra, pero la primera vez que lo visité como había visto yo tan poca montaña en mi vida y además me cobraban por entrar en un recinto, pregunté en la caja después de haberlo visitado si el lugar era natural o artificial, porque era todo tan hermoso y está todo tan bien puesto que me parecía irreal para ser auténtico. Bueno ya, que parezco la abuela María...
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Silvia, esto es belleza narutal, jaja, a lo otro creo que le pusieron Pirenarium, y ha si le ha ido, un saludo

      Eliminar
  4. Acabo de estar y es una maravilla ,pero pagamos porque es un parque que en su día compro una familia y sigue siendo privado ,al menos eso me contó ayer la guía,saludos

    ResponderEliminar
  5. Acabo de estar y es una maravilla ,pero pagamos porque es un parque que en su día compro una familia y sigue siendo privado ,al menos eso me contó ayer la guía,saludos

    ResponderEliminar
  6. Acabo de estar y es una maravilla ,pero pagamos porque es un parque que en su día compro una familia y sigue siendo privado ,al menos eso me contó ayer la guía,saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Últimos comentarios