domingo, 24 de marzo de 2013

María de Huerva - Castillo - Cabezo Sillón - Las Planas - Barranco de las Moreras (Circular)


Hace un par de semanas estuvimos con el peque por María de Huerva, para subir al castillo, pero justo cuando llegamos, comenzó a llover, quedando los caminos embarrados, por lo que decidimos dejarlo para otro día.

Como este fin de semana, dan buen tiempo, aprovecho para realizar una ruta por la zona, y así echar un vistazo, al tramo que discurre hasta el castillo, y para ir este puente.

La idea que llevo, es hacer una circular, que una el castillo, con el cabezo sillón, Las Planas y bajar por el barranco de la Morera, como apenas tengo un desplazamiento de diez minutos en coche, decido no madrugar y aprovechar el calorcito de la mañana. Para descargar el track, haz clic en el símbolo de Wikiloc.



Sobre la diez de la mañana llego a María, y dejo el coche en la Yeguada de San Antonio, cruzo el río Huerva por la pasarela, que el otro día no se podía pasar, por la crecida del cauce del río, y cojo un amplio camino, que me lleva en poco más de cinco minutos hasta un cruce, donde elijo el de la derecha, que se encuentra con un letrero de caza mayor, pero que no hago caso, ya que la veda ya ha finalizado.

A los pocos metros el camino se estrecha, y se convierte en un sendero, que me lleva cercano al cauce del río, hasta que llego a una montaña sobre la que se sitúa el castillo. A partir de este punto comienzo a ascender, una corta, pero dura rampa, cuando esta se suaviza, llego a una zona de cuevas y enseguida al cerro, que rodeo por su izquierda, y tras una corta trepada llego al Castillo de Al-Marya de origen musulmán, y que actualmente solo quedan en pie cuatro paredes.







Después de dar una vuelta por el castillo,  desciendo por una oquedad en la roca, que me deja en un sendero, justo al lado contrario por el que he subido, rodeo el cerro y enlazo con el sendero principal, por el que continúo todo recto, hasta lo alto de una loma, desde la que diviso el Cabezo Sillón, siguiente punto de la ruta.

Desde aquí, el sendero me lleva por una bonita zona, entre los barrancos del Cabezo Sillón, y la Dehesa, tras un par de kilómetros en ligero subida, me planto en la base del Sillón, donde abandono el sendero principal, y comienzo a subir una corta, pero fuerte cuesta, que me lleva al interior de un pinar, y unos metros más tarde a un conglomerado de roca, que flanqueo por la izquierda, hasta la cima del Cabezo Sillón, donde hay una talla de la Virgen del Pilar.

Las vistas desde la cima, son espectaculares, y puedo comprobar los contrastes que ofrece la zona, en unas pocas hectáreas de terreno, en el que se mezclan la estepa, los bosques y las zonas de cultivo.









El sol calienta, pero el viento es cada vez mayor, así que apenas me paro en la cima, y prosigo la marcha. A unos metros de la cima, cojo un sendero por el que desciendo con precaución, ya que el piso se encuentra algo descompuesto, y continúo por un cordal, que me lleva por medio del pinar, hasta un cruce de caminos, donde hay un gran hito.

En este punto, se abren dos opciones, siguiendo el itinerario previsto, giro a la izquierda, y desciendo durante unos quinientos metros, cuando me encuentro cerca del desvío que he utilizado para subir al Cabezo Sillón, giro a la derecha, y enlazo con otro sendero, que en un continuo pero ligero descenso, me introduce en un pinar, por donde pasan varios ramales del barranco del Cabezo Sillón, y el Barranco del Medio.






Tras cruzar el barranco del Medio, comienzo a subir, una fuerte y larga rampa, que sin duda es el punto más fuerte hasta el momento de la ruta, una vez superado, llego a un sendero, que se encuentra balizado con un hito. Como tengo serias dudas de la dirección a tomar, consulto el Gps, me desvío hacia la derecha, tomando de referencia una pequeña montaña, la cual rodeo.

Cuando el sendero desaparece por completo, hago una corta, pero brusca subida, que me deja en un campo labrado en Las Planas, tras bordear el labrado, durante poco más de cincuentas metros, enlazo con un sendero, que unos metros más adelante se encuentra marcado con un hito, y aprovechando que en este punto, me encuentro resguardado del viento, decido para unos minutos para comer y beber, ya que no he parado en toda la ruta.





Tras el almuerzo, reanuda la marcha, cuando he recorrido apenas unos metros, me encuentro con una persona, que ando buscado un águila real que hay por esta zona, pero según me comenta, hace ya un par de años que no lo ve, y que cree, que se habrá desplazado a otra zona, ya que la gente sube con motos con estos sendero, y hacen bastante ruido.

Finalizada la conversación, sigo el descenso, en sus primeros metros ha sido pronunciado, pero nada más salir de la zona de árboles, es más suave. Después de varios zigzags, llego a una pronunciada cuesta, la cual tiene el piso muy descompuesto, debido a las últimas lluvias, y a las motos que han subido por aquí.




Después de superarla con precaución, y no sin algún que otro resbalón, llego al inicio del barranco de la Morera, el cual debido a las continuas lluvias, se encuentra encharcado en muchos tramos. 

En uno de esos tramos, me encuentro con una pareja que sube en bicicleta, y que se han metido en el barranco sin conocerlo, tras explicarles como esta el terreno, y las opciones que tienen para volver a Zaragoza desde las Planas, les dejo y sigo por el barranco, sorteando los tramos encharcados, como buenamente puedo.

Cuando el barranco de la Morera, se une con el barranco de los Pozos, me detengo para ver el Bisonte pintado en la roca, sin duda el punto más visitado, y por el que es conocido este barranco. Tras realizar la pertinente fotografía, reanudo la marcha, ya que se me esta echando el tiempo encima, y he prometido estar en casa a la hora de comer.

A partir de este punto, el barranco comienza a abrirse, y cuando este, esta finalizando, me encuentro con varios petroglifos, que es de imaginar que serán recientes, y no tendrán ningún valor histórico, ya que si no, no estarían allí, en medio de la nada.

Unos metros más adelante, llego al cruce de caminos, donde me he desviado esta mañana, para ir al castillo, prosigo todo recto, y nada más cruzar el río Huerva, llego a la Yeguada de San Antonio, donde doy por finalizada esta bonita e interesante ruta.






domingo, 3 de marzo de 2013

Parque Natural de la Dehesa del Moncayo (Circular)

Aprovecho que dan buen tiempo este fin de semana, para acercarme al Moncayo, la idea es subir desde el Santuario o la Fuente de  los Frailes, hasta la cima, por el cucharón, pero cuando voy por Borja, en la radio anuncian que la carretera de Vera está cortada.

Como estoy casi llegando, decido ir, y ver cómo está la cosa, una vez en la pista de acceso, veo que hay bastante nieve, pero la pista no está en malas condiciones, a medida que avanzo la cosa empeora y a la altura de la cruz, un cartel anuncia, que a partir de ese punto hay que poner cadenas.

Como es tarde, y no tengo ganas de perder el tiempo, poniendo las cadenas, avanzo unos metros, pero el coche patina, decido dejar el coche aparcado a un lado de la carretera, sin que moleste, e improviso una ruta por la zona, utilizando el gps para ello. Los datos de la ruta en wikiloc..

Cerca de las once de la mañana, comienzo la ruta, la inicio desde la cruz, tan solo unos metros después giro a la izquierda, y cojo el camino de la Mota, que se encuentra con bastante nieve, a pesar de estar tan solo a 1.000 m, pero que está bastante pisado, por lo que avanzo con rapidez.

En este punto me uno durante unos minutos a un grupo de Alcoy, que me comentan que ayer intentaron hacer cima, pero que les fue imposible, ya que la nieve estaba muy blanda, y se hundían hasta la cintura, después me despido de ellos, y continúo en solitario, cuando cruzo el barranco de Apio, giro a la izquierda y enlazo con el camino de la Noguera, que en una continua subida me lleva paralelo al cauce del barranco.

Cuando llevo recorrido algo más de medio kilómetro por el camino de la Noguera, la pista desaparece por completo, ya que se encuentra cubierta por una capa de nieve, y nadie ha pasado de este punto, así que me toca abrir huella, a pesar de ello continúo a buen ritmo, ya que la pista se intuye, y me oriento siguiendo el cauce del barranco.





Tras un buen rato abriendo huella, llego a una amplia pista, echo un vistazo al gps, y veo que siguiendo el cauce durante medio kilómetro más hay otra pista, por lo que dejo a un lado la pista y me adentro en un robledal, aprovechando la huella dejado por alguien que ha pasado esquiando.

Una vez fuera del robledal, llego a la pista que me indicaba el gps, giro a la izquierda, y camino por ello durante medio kilómetro, hasta que llego a una encrucijada de caminos, donde se me presentan varias alternativas, como subir a la cima del Cabezo de la Mata, ir hasta un refugio o continuar subiendo por el camino de la Herradura.

Como voy bien de tiempo, y me encuentro con fuerzas, cojo el que me lleva hacia el camino de la Herradura, pasados cien metros, llego a un cortafuegos, con una fuerte pendiente, que es perfecto para practicar con el piolet, la técnica de autodetección, pero como la nieve está muy blanda, hoy no será posible.









Al final del cortafuegos, enlazo con una pista, echo un vistazo al gps, y veo que si continúo hacia la derecha, puedo enlazar con una variante del GR.90, que me lleva hasta la ermita de San Gaudioso, y después al Santuario, por lo que continuo por la pista hacia la derecha.

Cuando llego a un claro, donde aprovecho para echar una fotografía de la zona, veo que en ese punto parte el GR, aunque no hay marca ni señal alguna, así que con el gps en mano, voy abriéndome pasa entre la maleza y la nieve, que en algunos momentos me llega hasta la cintura. Transcurridos doscientos metros y viendo la dificultad que hay, decido retroceder sobre mis pasos y vuelvo de nuevo a la pista por la que sigo durante un kilómetro, hasta que enlazo con la pista de acceso al Santuario.

Como son cerca de las tres de la tarde, y el tener que haber estado abriendo huella, gran parte del recorrido, y a pesar de ver desde este punto el Santuario, decido no seguir subiendo, por lo que bajo caminando unos metros por la pista, hasta que me encuentro con un sendero debidamente señalizado, que en apenas cinco minutos me deja en la Fuente de los Frailes, donde me detengo unos minutos para comer.









Después de comer, prosigo la marcha, bajo unos metros por la pista asfaltada de acceso del Santuario y a continuación enlazo con el sendero del GR.90, que en un continuo descenso me lleva sucesivamente hasta la fuente del Sacristán, el Refugio de la Paridera, y finalmente al Campamento juvenil de la Dehesa del Moncayo, donde hago una breve pausa para descansar.

Tras pasar por las piscinas, enlazo con una amplia pista, que en un ligero descenso, me deja al lado de un aparcamiento, en este punto abandono el GR, echo un vistazo al gps, y veo que no hay ninguna pista o sendero cercano, por lo que regreso hasta el coche, por la pista de acceso, dando por finalizada una improvisada circular, que ha resultado bastante entretenida, a pesar de que los últimos cuatro kilómetros, han sido por pista asfaltada.









Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Últimos comentarios