martes, 26 de mayo de 2015

Circular al Cabezo las Zorras desde el Cementerio de Torrero (Trail Running)


Como el fin de semana pasado estuvimos por el pirineo, este nos quedamos en casa. Para estirar un rato las piernas, hoy voy a salir un rato a correr por el monte, el objetivo que me pongo es subir al Cabezo las Zorras, que si bien lo puedo hacer desde Cuarte por el barranco de los Visigodos o por el de las Canales, como llevo un tobillo un poco tocado, decido hacerlo más sencillo, así que me voy hasta el cementerio de Torrero para hacerlo por el Tiro de Bola, que es algo más sencillo. Para descargar el track, haz clic en el símbolo de Wikiloc.



Así que me cojo la furgoneta y me voy hasta el cementerio de Torrero, dejo aparcada la furgoneta en los aparcamiento exteriores, y desde allí mismo me acerco hasta el inicio del Camino del Tiro de Bola, donde comienzo a trotar durante unos metros, para en cuanto puedo desviarme a la derecha, y coger un camino que va paralelo a este, pero entre medio del espeso pinar, que me protege del sol.

Poco a poco voy dejando atrás la ciudad, paso junto al campo de Rugby y la pista de BMX, y continúo durante unos metros más, hasta que salgo definitivamente al Camino de Tiro de Bola, por el que cruzo por un puente la Z-40.








Al poco de cruzarlo, la amplia pista se va estrechando, convirtiéndose en un cómodo camino de tierra, dejo a un lado las antiguas canteras de torrero, y unos metros más adelante, enlazo con el CR.41 "Camino de la Estepa", por el que en ligera subida, voy ganando desnivel, y desde el que comienzo a ver, mi objetivo del día, el Cabezo las Zorras.

Cuando llevo recorridos algo más de cuatro kilómetros, alcanzo un cruce de caminos sin señalizar, abandono el CR.41, y giro a la izquierda dirección SE, donde realizo un suave, pero corto descenso, a continuación afronto la última rampa con un fuerte desnivel, y el piso pedregroso, por el que llego a la cima del Cabezo las Zorras, desde la que tengo una amplia panorámica de la zona de las Planas, la ciudad de Zaragoza e incluso los pirineos.









Tras un par de minutos de descanso, para echar un trago y hacer unas fotografías, continuo la marcha, como la idea es hacerla en circular, desde el mismo cabezo, cojo una trialelera dirección NE, por la que voy alternando tramos de descenso con otros de subida, tras rodear un cabezo, alcanzo una bifurcación de sendas, justo a la altura de un poste que indica los límites del coto de caza.

En este punto giro a la izquierda direccion NO, e inicio definitivamente el descenso por una senda bien pisada durante kilómetro y medio, hasta que cerca de la Z-40, enlazo con una amplia pista de tierra por la que corro durante medio kilómetro, hasta que alcanzo el CR.41.








Una vez en el Camino de la Estepa, prosigo la marcha, paso un túnel por el que salvo las vías del AVE y la Z-40, y alcanzo las postrimerías del Centro Comercial Puerto Venecia, que dejo a mi derecha, para alcanzar los pinares de Venecia.

Como ya es tarde y el sol calienta de lo lindo, abandono la pista principal,  me adentro en el pinar, y continúo por el, por una senda que va paralela a la pista, y que además de ser más atractiva, me permite ir a la sombra.

Tras una dura rampa, alcanzo las tapias del cementerio de Torrero, cruzo todo el pinar siguiendo una senda, hasta que salgo al Camino del Tiro de Bola, por el que corro durante unos metros por asfalto, hasta alcanzar la puerta principal del Cementerio, donde doy por finalizada la circular.

Al final han sido casi doce kilómetros, con buenas sensaciones, a excepción del final, donde he notado molestias en el tobillo, y he tenido que bajar el ritmo, pero aun así he disfrutado bastante, sobre todo el tramo de trialeras, que ha resultado bastante entretenido.









miércoles, 13 de mayo de 2015

Circular al Embalse de Arguis


Para esta cinco marzada, nos apetece escaparnos un par de días al pirineo en compañía de Adrián y mi sobrina, el primer día lo aprovecharemos para subir a la estación de esquí de Candanchú, y el siguiente para hacer una ruta.

La idea es ir el jueves y viernes, para evitarnos aglomeraciones, pero como el jueves dan mal tiempo, al final decidimos ir el sábado y domingo. Como era de esperar el sábado subimos a Candanchú petado de gente, y hoy domingo para evitar retenciones, decidimos hacer una ruta que nos venga de camino a Cuarte.

De entre varias opciones, al final nos decantamos por hacer la circular que recorre todo el embalse de Argüís, donde además si se nos hace tarde, podemos para a comer en el merendero o en el Miguelón. Para descargar el track, haz clic en el símbolo de Wikiloc.



Como hemos utilizado de campo base el pueblo rehabilitado de Isin, desde Sabiñánigo cogemos la carretera hacia el Monrrepos, y al poco de comenzar el descenso, cogemos el desvío hacia Arguis, y dejamos aparcada la furgoneta junto a la antigua Hospedería.

Desde el mismo aparcamiento iniciamos la ruta, cogemos los abrigos, porque la mañana es fresca, aunque seguro que no tardaremos en quitarlos, ya que el día está bastante despejado, y el sol no tardará en calentar.

Caminamos unos metros por el arcén de la carretera, y enseguida alcanzamos la presa del embalse de Arguis, que fue construida en el año  1704, y tiene el honor de ser la más longeva de las que se encuentran en uso en todo Aragón

Sin apenas detenernos, vamos cruzando la presa, desde la que tenemos una amplia panorámica de todo el embalse y del congosto del río Isuela, que ha sido destruido a lo largo de los años, por las múltiples carreteras que se han ido construido para subir el Monrrepos.

Nada más cruzarla, enlazamos con un amplio camino de tierra, por el que avanzamos dirección O en ligera subida, rodeando el embalse, donde vemos a varios pescadores, intentando capturar algún ejemplar de trucha arcoiris, ya que el embalse de Arguis, además de nutrir de agua para el riego a la Hoya de Hueca, es conocido por su coto deportivo de pesca.






Siguiendo por el camino, dejamos a nuestra izquierda el barranco de San Antón, por el que se puede acceder a los pozos de las Calmas. A medida que avanzamos vamos dejando abajo el embalse de Arguis, y chino a chano, nos adentramos en un espeso pinar, por el que vamos disfrutando de una agradable sombra.

Cuando llevamos recorridos dos kilómetros y setecientos metros, llegamos a una bifurcación de pistas perfectamente señalizada, nosotros elegimos la de la derecha, por la que comenzamos el descenso dirección NO, por cómoda pista de tierra, mientras el calor comienza a notarse, y hacemos una pequeña parada para quitamos los abrigos.

Nada más salir de la protección del pinar, ya podemos ver el Pico Peiro, del cual podemos disfrutar durante unos metros desde la pista, mientras esta describe diversas lazadas, hasta que llegamos a al altura del cauce seco del barranco de la Focegabarda, donde la pista se bifurca en dos.









De continuar todo rectos, iríamos hasta el inicio de la senda de acceso al Pico Peiro, al cual ascendí por este mismo recorrido hace un par de años, así que nosotros cogemos la pista que gira a la derecha, y que tras varias lazadas, nos vuelve a introducir de nuevo en el bonito pinar.

El calor comienza a notarse, y los chicos se cansan, cuando llevamos recorridos unos cuatro kilómetros, llegamos hasta una fuente donde mana un buen chorro de agua fresca y cristalina, así que en este punto hacemos una pausa para reponer agua, y comernos unas galletas que hemos cogido en el albergue.

Después de la pausa, y con las energías renovadas, proseguimos nuestro camino, a unos metros de la fuente, la pista se divide en dos, mirando el gps, ambas se vuelven a juntar, así que nosotros continuamos todo recto por la pista principal, que en suave subida, y tras un giro a la derecha, nos lleva hasta la unión con el famoso proyecto de la Bruja de Blair, es decir el "Camino Natural de la Hoya de Huesca".








En este lugar, perfectamente señalizado, giramos a la derecha dirección E, abandonamos la pista, y nada más enlazar con el "Camino Natural", nos adentramos en el pinar, por un tramo acondicionado con escalones, totalmente prescindibles, ya que el desnivel es apenas imperceptible, y el piso se encuentra en perfectas condiciones.

Ya por un agradable sendero, continuamos disfrutando de una buena sombra, una vez fuera del pinar, el sendero poco a poco se va ampliando, hasta convertirse en un cómodo camino de tierra, por el que alcanzamos el cauce del río Isuela, el cual cruzamos en varias ocasiones, sin mayores problemas, ya que apenas lleva agua, aunque junto al cauce, nos encontramos con algunos carteles, donde indican la peligrosidad de cruzarlo cuando lleva mucho caudal, jajaja.






A pesar de estar a primeros de Marzo, hace bastante calor, a partir de aquí, ya no disfrutaremos de ninguna sombra, aunque a medida que avanzamos las vistas del embalse y de la Sierra del Águila, son cada vez mejores.

Ya por terreno margoso, avanzamos lentamente, ya que los chicos se paran para subir por las margas, y a jugar con el agua de algunos barrancos que llevan agua, mientras yo fotografío la Sierra del Águila, donde destaca el Pico del Águila, inconfundible por las antenas que pueblan su cima.







Siguiendo las marcas azules, poco a poco nos vamos acercando a la población de Arguis, los últimos metros lo hacemos en un suave, pero largo ascenso, que nos permiten alcanzar las primeras casas de dicha población.

Tras dos horas y media, llegamos a Arguis, callejeamos un rato hasta que alcanzamos la plaza, donde hacemos una pequeña parada. Después siguiendo las indicaciones, giramos a la derecha y continuamos por un camino entre muros de piedra, por el que alcanzamos una edificación, que se encuentra rehabilitada, aunque está cerrada.

Junto a la casa, hay un mirador desde el que obtenemos una amplia panorámica del embalse de Arguis, la Sierra del Águila, los Picos de las Calmas y el Pico Peiro. 








Tras disfrutar de las vistas, descendemos por unas escaleras, y continuamos por un tramo de sendero con el piso algo descompuesto, hasta que alcanzamos una pasarela de madera, por la que salvamos el cauce de un pequeño barranco.

Después de pasar cerca de la fuente de la Foz, llegamos al Merendero de la Foz, donde dentro de un rato intentaremos comer. Como prácticamente todo lo que queda es carretera, y los chicos están cansados, mi mujer se queda con ellos en el merendero, y me esperan mientras yo voy a por la furgoneta.

Ya en solitario acelero la marcha, cruzo por una pasarela el barranco del Fulco, que lleva un buen caudal, y unos metros más tarde, alcanzo la carretera de Arguis, por la que camino durante seiscientos metros, hasta que llego al aparcamiento, donde me cambio las botas, y me acerco hasta el merendero, donde disfrutamos de sendos bocadillos de chorizo y longaniza a la brasa.

Al final nos ha salido una vuelta bastante maja, aunque la segun parte para los niños se ha hecho algo larga, ya que no hay sombras, y hacía bastante calor, por lo que es aconsejable en días calurosos hacerla al revés.






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Últimos comentarios