lunes, 29 de septiembre de 2014

SL–GI 4001 Agorregi: hierro y agua (Parque Natural Aia Pagoeta)


Después de la visita realizada ayer, a la ciudad de San Sebastián, por la mañana nos levantamos tarde, y al mediodía, nos acercamos a Zarautz a dar una vuelta, y comprar pescado.

Esta tarde, nos apetece acercarnos a realizar alguna ruta por el Parque Natural de Aia-Pagoeta, que ya visitamos hace siete años. Por aquel entonces subimos a la Cruz de Pagoeta, e hicimos la visita guiada a la Ferrería Agorregui, a la cual accedimos por la pista asfaltada del Caserío de Manterola.

De aquella visita, recuerdo que se podía hacer una ruta en circular, pero desde el centro de interpretación, así que, para allí que nos vamos. Para descargar el track, haz clic en el símbolo de Wikiloc.



Para llegar desde Zarautz, cogemos la carretera nacional hacia San Sebastían, en cuanto subimos un pequeño puerto, nos desviamos hacia la población de Aia por la carretera comarcal GI-2631, y por ella antes de llegar, cogemos un desvío a mano izquierda hacia el aparcamiento de Iturraran.

Dejamos el coche aquí, y nos acercamos hasta un panel informativo, con un mapa del parque natural, donde nos marcan varias rutas ha realizar, y entre ellas, está la SL-GI4001 que en ruta circular recorre el complejo de Ferreria y Molinos de Agorreguí.

En este punto, ponemos el gps a cero, caminamos unos metros por pista asfaltada, que nos adentra en el jardín botánico que cuenta con una superficie de 25 hectáreas, donde podemos ver vegetación autóctona, y otras de todos los lugares del planeta, algunas de ellas, bastante vistosas.

Transcurridos, poco más de cien metros, llegamos a un desvío, debidamente señalizado, aquí nos vamos hacia la izquierda, y enlazamos con un sendero, que en un suave descenso, nos lleva por detrás del Centro de Interpretación de Iturrarán, pasando por el jardín botánico, hasta la altura de un vallado.






En este punto, el sendero se bifurca en dos, junto a la puerta del vallado, hay una marca de giro, pero dudamos si se refiere al sendero que baja antes del vallado, o al que continua tras este.

Después de echar un vistazo, Adrián que tiene una vista de lince, ve las marcas blancas, verdes y rojas de la ruta, unos metros pasado el vallado, así que abrimos la puerta, la cerramos y continuamos por el sendero, que por un pronunciado descenso, con algo de barro, nos adentra en un espeso bosque caducifolio, de hayas y helechos.

Cuando alcanzamos el cauce de un barranco, la pendiente se suaviza, aunque cada vez está más embarrado, debido a las lluvias de hace unos días, y al espesor del bosque, que hace que los rayos del sol, apenas entren.

A pesar de esto, el camino se encuentra bien señalizado, de vez en cuando, nos encontramos las marcas del sendero, y tras dejar un desvío a nuestra izquierda, continuamos rectos, hasta alcanzar el camino el aparcamiento de Manterola.





En este aparcamiento, es donde dejamos el coche, la primera vez que estuvimos, desde aquí cogemos el camino asfaltado de acceso al Caserío de Manterola, y al complejo de Agorregui, que se encuentra señalizado con unas placas metálicas, a un lado del camino.

Continuamos por la pista con precaución, ya que está abierta al tráfico rodado, a los cien metros llegamos al desvío hacia el Caserío de Manterola, que en su tiempo fue una ferrería menor, el cual obviamos, y cruzamos el puente que nos permite salvar las aguas del río Altxerri.





Con el cauce del río, a nuestra derecha, seguimos por el camino, rodeados de campos de cultivo, al llegar a la entrada del complejo, marcado con dos grandes placas de bronce, nos adentramos en un bonito bosque, donde no tardamos en llegar a los tres molinos, que componen el complejo de Agorregui.

Construidos en el S.XIV, se utilizaban para moler trigo y maíz, el primero que nos encontramos, es el Molino de Elordí, donde hay un bonito salto de agua, el segundo situado a tan solo doscientos metros, es el Molino de Arguín Berri, que cuenta con un pequeño depósito de agua, el tercero situado a poco más de cien metros, es el de Beheko Errota, permaneció abierto hasta el año 1965, y fue el último en cerrarse.


Al final de camino, llegamos a la Ferrería Agorreguí, que cuenta también con un molino, y un depósito de agua, construida en el S.XV, fue una ferrería mayor, donde se conseguía el hierro, y que estuvo en funcionamiento durante dos siglos.

Nosotros en la anterior visita, la vimos en funcionamiento, y sin duda merece la pena, dependiendo de la época del año en que se visite, los horarios cambian, así que es aconsejable mirar en la página web del Parque Natural.

Mientras el peque descansa, subo por una loma, que me deja en la parte alta de la ferrería, donde el agua pasa canalizada, para ser reutilizada, siguiendo el canal, llego a un pequeño mirador, donde las vistas son bastante cerradas.



Desde el mirador, desciendo hasta la base de la ferrería, echamos un vistazo al reloj, y vemos que nos queda poco más de media hora para regresar, ya que el aparcamiento lo cierran a las siete de la tarde.

Así que sin pausa pero sin prisa, seguimos nuestro camino, a partir de la ferrería el asfalto da paso a la tierra, así que continuamos por un amplio camino en suave subida, que nos lleva por medio de un tupido y variado bosque, en el que predominan las hayas, robles, fresnos y arces.

Aunque el camino es bastante evidente vamos siguiendo las marcas blancas, rojas y verdes, tras varias lazadas, alcanzamos el vallado, lo cruzamos por la puerta, y nos adentramos en el jardín botánico, que cuenta con más de cinco mil especies de árboles y arbustos.

Ya cerca del aparcamiento, nos acercamos hasta un área recreativa, y cinco minutos antes del cierre, llegamos al aparcamiento dando por finalizada está bonita ruta circular.









10 comentarios:

  1. Hola Eduardo:
    ¡Con ese título, parecía que te habías transportado a Juego de Tronos!
    ¡Vaya sitio chulo que nos has descubierto hoy!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Angel, Pues debo ser de los pocos que no ve Juego de Tronos, la zona es fantática y sobre todo para ir con niños, es lo bueno que tiene el Norte, Playa y Monte en muy pocos kilómetros. Por cierto en tu nueva página no veo la opción de dejar comentarios. Un saludo

      Eliminar
  2. Vaya derroche de naturaleza! El País Vasco es brutal, la verdad. Muy bonito....Por cierto, que ya verías que te contesté sobre lo de la caza. En pocos días los volvemos a tener por aquí, así que hay que aprovechar!. saludos cordiales!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Oscar, pues a nosotros el Pais Vasco nos encanta, siempre solemos veranear, unas veces en la costa Vizcaina y otras en la Guipuzkoana. Lo de la caza ya lo ví, aquí pasan de todo, y hasta que no pase algo, no moveran un dedo, pero vamos, de hacer algo, seguro que ganan los cazadores, que son los que sueltan la pasta. Un saludo

      Eliminar
  3. Hola Eduardo, en Junio estuve por la zona, pero no me dio tiempo para más, aun así disfruté con el recorrido que va de Deba a Zumaya. La costa vasca es maravillosa, con ese verde que se funde entre el cielo y el mar. Me parece un recorrido hermoso y muy interesante a nivel etnológico, porque se conserva toda la cultura del uso del agua para obtener la fuerza que mueve los molinos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fernando, pues si, esa ruta que recorre la costa tiene que ser la leche, la tengo en mente desde hace bastante, pero como hay que ir en tren hasta el inicio o hacerlo con dos coches, me da pereza. Si vuelves es recomendable, además de hacer la ruta, ver la puesta en marcha que hacen de la ferrería y el molino, además creo que "es gratuita" ... Un saludo

      Eliminar
  4. Hola Eduardo, me encanta Pagoeta, un gran parque. Estuve hace dos o tres años haciendo una ruta a caballo por las zonas que has descrito y en otra ocasión un taller de elaboración de panes en el centro de interpretación. La ferrería, el molino, el jardín botánico. Qué verde y qué variedad de cosas tienen en tan poco espacio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pablo, un lugar espectacular, al igual que todo el Pais Vasco, nosotros al realizarla circular nos encontramos con una persona, que la estaba haciendo a caballo. un saludo

      Eliminar
  5. ¡Que bonito eh! Si es que no se puede evitar enamorarse de Guipúzcoa y sus Bonitos del Norte ¡jejeje!.

    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo Pirene, a nosotros hace ya años, el mediterraneo se lo dejamos para otros, saludos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Últimos comentarios