domingo, 10 de noviembre de 2013

El Real de Mascún (Rodellar - Nasarre - Otín - Rodellar)


Para este fin de semana teníamos previsto ir a las Jornadas Micológicas en la población de Purujosa, a principios de semana cae malo Adrián, a mitad semana mi mujer y el jueves por la noche un servidor.

El sábado por la mañana yo ya me encuentro bien, pero el resto sigue igual, como hemos cancelado la salida setera, llamo a un amigo, a ver si le apetece salir mañana a dar una vuelta por la sierra de Guara.

En un principio me dice que "si", pero me da la impresión de que no lo dice muy convencido, y al final de la tarde me llama, para decirme que mejor para otro día, que esta cansado.

Sin mucha ilusión, me pongo el despertador bastante tarde, y a ver que sucede, a ya a las siete de la mañana, el peque pide agua, mi mujer no para de toser, y yo con los ojos abiertos como platos decido levantarme, y me voy a la Sierra de Guara, para realizar la ruta del Real de Mascún. ¡aquí no hay quien duerma!. Para descargar el track, haz clic en el símbolo de Wikiloc.



Pasadas las diez de la mañana llego Rodellar, dejo el coche en el aparcamiento que hay antes de entrar en está pequeña poblaciónEl día ha salido bastante ventoso, algo con lo que ya cuento, y por eso he elegido está ruta que va durante bastantes tramos encajonada entre barrancos. 

Puestos los bártulos, comienzo a caminar hacía el final del aparcamiento, donde hay un letrero que indica Otín - Losa Mora, lo cojo y me interno durante unos metros por una senda encajonada entre muros de piedra, que me deja en la carretera, justo a la entrada de Rodellar, donde callejeo hasta llegar a la altura de unos paneles informativos con las vías de escalada que hay en la zona, y la ruta S3 que une Rodellar con Losa Mora y Otín, que es la que voy a realizar pero con alguna variante.

Unos metros más adelante, cerca de la Iglesia, giro a la derecha, tomo un amplio camino cementado, y voy dejando atrás las últimas casas de Rodellar. 




Ya fuera de Rodellar, comienzo a descender por un camino, que va paralelo a una gran pared de piedra, donde se encuentran varias vías de escalada, desde este punto ya puedo ver la figura del Delfín, después de varias lazadas, llego hasta el cauce del río Mascún, que en general no lleva mucho caudal, pero que tiene unas buenas pozas para el baño.

A lo largo del río hay varias zonas para vadearlo, tras estudiar las diferentes posibilidades, decido cruzarlo, por un tramo donde hay varias piedras puestas sobre el cauce, sin dificultad pero con precaución, paso a la otra orilla, y continúo recto por un sendero, pasando por varias vías de escalada hasta la surgencia de la Fuente del Mascún, donde me detengo para verla y leer un panel informativo, que se encuentra junto a ella.







Tras la parada, reanudo la marcha, y prosigo recto por el cauce seco del río, unos metros más tarde la ruta se bifurca pudiendo ir a Otín por el camino de las Gargantas o por el Mascún

Como la ruta es circular, al final más o menos da igual la elección, como yo he visto el perfil de la ruta en wikiloc, creo que es mejor subir por el camino de las Gargantas, así que me desvío hacia la derecha, y me interno en el barranco protegido del viento por grandes paredes de roca.

La subida por el barranco de la Gargantas, no es muy pronunciada, pero es continúa, el piso en general se encuentra bastante bien, aunque en algunos momentos me toca caminar por tramos de pedrera, lo que dificulta el paso, el paisaje es espectacular durante todo el recorrido.

A medida que avanzo el barranco se va abriendo, hasta que llego a una gran explanada, donde hay una bifurcación para ir al barranco de Barrasil, yo continúo recto por el camino principal, donde el barranco ya no me protege, y el viento comienza a notarse cada vez más.







En una pequeña cavidad formada en la roca, aprovecho para resguardarme y ponerme algo más de ropa, que tampoco es cuestión de caer malo, después prosigo la marcha. El barranco en un punto determinado se cierra tanto que parece que no haya salida, cuando estoy enfrente del paredón  el camino gira a la derecha y salgo fuera barranco, justo a la altura de una nueva intersección de caminos, donde tengo que elegir entre ir a Nasarre, Otín o el Dolmen de Losa Mora.


Primero me desvío hacia mi derecha, camino unos metros y llego al Dolmen de Losa Mora donde después de leer un panel informativo, me hago una fotografía. Después regreso de nuevo a la bifurcación, el sendero balizado como S3 se dirige a Otín, pero yo vengo con la idea de hacer una ampliación de la ruta, y cojo el camino de la izquierda que va a Nasarre.




Tras girar a la izquierda, enlazo con un amplio camino herboso, en ligera subida, que se encuentra balizado con marcas verdes y blancas, y comparte ruta con el barranco de Gorgas Negras, al final de una pequeña elevación, ya puedo ver a lo lejos la población de Nasarre.

Después de una larga subida, comienzo a descender, de forma suave, a medida que me acerco a Nasarre, el camino se va difuminando, convirtiéndose en un estrecho sendero poco pisado, que en determinadas ocasiones desaparece por completo.

Llegando a Nasarre, me desvío a la izquierda, y enlazo con el GR.1, entre muros de piedra, me acerco a la Iglesia de San Andrés, de estilo románico Lombardo y construida en el S.XI, se encuentra en un estado bastante bueno. Como voy bien de tiempo, aprovecho para visitar su interior, compuesta por una nave, y donde se conserva una gran pila bautismal y un pequeño resto de la pintura original.

Visitada la iglesia, continuo unos metros más y me adentro en la población de Nasarre, que se encuentra en ruinas, en el dintel de una de las casas, está grabada la fecha de 1770.






Finalizada la visita, regreso sobre mis pasos, hasta la bifurcación donde he cogido el GR.1, aquí un panel me indica la Fuente de Nasarre, pero como desconozco la distancia que hay hasta ella, prefiero dejarla para otra vez.

Desde este punto continúo recto por el GR, dirección a Otín, el camino enseguida se estrecha, formándose un bonito sendero con vistas permanentes a la Sierra y al Pirineo  en el que destaca la Peña Montañesa.

Cuando el sendero de nuevo se amplia, comienzo el descenso por un terreno algo descompuesto, desde aquí puedo ver la Pardina de Villanúa o Vellanuba, a la que llego en apenas cinco minutos.

La construcción se encuentra en buen estado y sirve como corral para guardar animales, cerca de la Pardina hay un grupo de caballos pastando, a los que me acerco con precaución, para no asustarlos.

Como para verlos me he desviado unos metros del GR, camino campo a través, y enseguida enlazo de nuevo con el camino que va entre muros de piedra, pasada la Pardina comienzo a descender, por un camino descompuesto desde el que puedo ver algunas casas de Otín.







Cerca de Otín, me encuentro con un par de ciclistas franceses que están haciendo la ruta al revés, son los primeros que me encuentro en toda la mañana, tras cruzar el cauce seco del barranco de los Huertos, llego a Otín, donde se encuentran el desvío hacia Rodellar por el Mascún, que cogeré más adelante, ya que antes quiero visitar Otín, y buscar una fuente que indica el mapa.

Siguiendo el GR, visito el despoblado de Otín, que se encuentra en ruinas en una zona de bosque situada junto al pueblo y al cauce del río, protegido del viento aprovecho para realizar la primera parada del día y comer algo.

Como tampoco apetece estar mucho rato parado, con la comida en la garganta prosigo hasta el final de Otín, y enlazo durante unos metros por el camino que lleva hasta el barranco de Mascún Superior, donde el mapa indica que hay una fuente del Lugar, buscando por la zona lo único que encuentro es un barranco que va entubado, así que imagino que alguna de las casas la utilizaran para guardar ganado, o vete tú a saber porque esta entubada.

Una vez finalizada la investigación, regreso de nuevo hasta Otín, en vez de coger el sendero S3, continúo hasta el cauce del barranco de Villanúa, lo cruzo y llego hasta los restos de la Ermita de la Virgen del Barranco, que si no es por algún resto de su muralla, que se encuentra en el suelo, podría pasar como una casa más.




Desde la ermita, comienzo a subir por un sendero poco pisado, y enlazo con el camino principal que va entre un bonito bosque y muros de piedra, en una ligera subida.

Cuando el tramo de subida finaliza, llego a varias casas de Otín, una de ellas parece un molino, a la izquierda del camino sobre un pequeño montículo, se encuentra otra ermita, donde en el mapa no aparece nombre, en la que se conserva intacta la torre del campanario y varios arcos de la entrada principal.

De regreso al camino, comienzo a descender, unos metros más adelante, llego a una bifurcación, giro a la derecha para ir a Rodellar por el Mascún y los primeros metros puede ver algo del barranco del Mascún Inferior, pero enseguida me adentro en una zona de bosque.

Después de una breve bajada, el sendero sale de nuevo al barranco, es bastante estrecho, aéreo, pero con un piso aceptable, lo que permite caminar con comodidad, y disfrutar de las fantásticas vistas que ofrece, de todo el barranco del Mascún Inferior, en el que destaca la Ciudadela y la Cuca Bellostas.









Tras disfrutar de este bonito tramo, comienzo a descender por un estrecho sendero, el piso se encuentra con bastante piedra, pero se deja bajar bastante bien, aunque eso no evita que de vez en cuando pegue algún que otro patinazo.

A pesar de que la vistas no son tan espectaculares, el entorno es bastante chulo, y de vez en cuando me detengo para ver las diferentes formas que el viento y el agua han dado a las rocas.

Finalizado el descenso, llego al cauce seco del Barranco del Mascún Inferior, que recorro durante medio kilómetro, hasta enlazar con un sendero que me lleva paralelo al cauce del barranco, y desde el que se obtiene la mejor panorámica del Delfín.






Al final del sendero, llego a la bifurcación donde esta mañana me he desviado para ir a Nasarre por el camino de las Gargantas, continúo hasta la Fuente del Mascún, cruzo el rio y enlazo con la subida con vistas a Rodellar y su Iglesia de San Juan Bautista.

Una vez en Rodellar, callejeo, salgo a la carretera, y cojo el sendero que me deja después de cinco horas y media de nuevo en el aparcamiento, dando por finalizada esta bonita e interesante ruta por la Sierra de Guara.



13 comentarios:

  1. Una pena que este cerrada la vía ferrata espolón de la virgen, porque podías haber aprovechado el día haciendo un 2x1. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Quiko, aunque hubiese estado abierto, creo que la hubiese dejado para otro día, que si no se me hacía de noche, saludos

      Eliminar
  2. Buena ruta ,esos paisajes recios pero a la vez espectaculares y la visita por viejos caminos de despoblados casi olvidados ,siempre me han atraido y me atraerán .
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola CHEBACA, a mi también me atraen los despoblados, la ruta merece la pena, y se puede ampliar, saludos

      Eliminar
  3. ¿Aún existe el bar Manolo de Otin? jejeje
    Hace muchiiisimo que no paso por ahí. Todo está igual (bueno, menos el bar).

    Buena actividad ¡si señor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pirene, pues el bar no estaba pero en la ermita de Nasarre, había una nota de un tal manolo... Esta actividad hay que meterla en la de triunfadas, saludos

      Eliminar
  4. Qué chulo el Mascún, eh?. Ya que todo el mundo te aconseja, para la próxima vez la vuelta a Rodellar con el neopreno puesto, el Mascún Superior es la joya de la corona de la Sierra de Guara.
    Salud(os)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rubén, muy guapo y muy variado, me gustan mucho los despoblados. Ya sabes que a mi no me importa ponerme el neopreno, eso si, con alguien que sepa lo que se lleva entre manos, que yo de barranquismo ni pajolera idea, saludos

      Eliminar
  5. No fue mala alternativa a las setas, no :)
    Ainnns me ha entrado añoranza de la Sierra de Guara y sus espectaculares paisajes. Durante unos años hicimos varias salidas por allí para esta época en que las nieves ya cubrian el Pirineo axial. Tal vez sea hora de retomar esa sana costumbre.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ramiro, la alternativa estuvo muy bien, pero es que hace ya unos cuantos años que no voy a coger setas, y me hacia ilusión ir con mi hijo. Yo, lo que resta de otoño e invierno, quiero hacer dos o tres salidas por Guara, así que si vais podemos ir juntos, y por cierto si salen setas con estas lluvias dame un toque, saludos

      Eliminar
  6. Una gran desconocida para mi, ya veo que esta sierra esconde rincones dignos de ser visitados aparte de sus famosos barrancos. Tomo nota para próximas visitas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafa, Guara es famosa por sus barrancos, pero es una zona donde se puede hacer de casi todo, como escalada, vías ferratas, rutas de senderismo, o visitas culturales, eso sí, depende por donde te muevas hay más franceses que españoles, saludos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Últimos comentarios