miércoles, 17 de noviembre de 2010

Daroca

Llevábamos tiempo queriendo visitar Daroca y es que hemos pasado infinidad de veces por ella, ya que antiguamente la carretera que va a Teruel pasaba por el pueblo, ahora con la autovía este se ha quedado a unos 5 kilómetros y solo se pasa si se va de propio o a algún pueblo de la zona.
Para los que no conozcáis esta población, comentaros que se encuentra amurallada y que cuenta con un total de 3, 5 kilómetros de muralla de los que conserva gran parte, además se encuentra ubicada en un barranco entre dos montañas, en lo alto de una de ellas se encuentran los restos del Castillo Mayor. 
Para recorrer Daroca y su entorno existen 3 rutas, la primera es la ruta monumental que recorre los monumentos de esta población, la segunda de las rutas, es la ruta del castillo una pequeña ruta que nos conducirá hasta los restos del Castillo Mayor, con una duración de unos 20-25 minutos la cual también se encuentra señalizada y por último la ruta de las murallas que durante un tramo es la misma que la del castillo pero que después continua rodeando el pueblo y nos permite ver los diferentes tramos de muralla que todavía se conservan, según nos indicaron esta dura en torno a 1:15 h.
La ruta Monumental, la comenzamos desde la Plaza de España, lo primero que visitamos es la Iglesia Colegial de Sta. María de los Sagrados Corporales, del interior cabe destacar el altar mayor de origen renacentista, y del exterior el ábside de estilo románico, la antigua puerta principal llamada la puerta del perdón de origen gótico, y la torre de estilo mudéjar.




Por el camino hacia el siguiente punto nos encontramos con el Pozo de San Vicente.



Por la calle grajera llegamos a la Ermita de Nazaret que se encuentra en el punto más alto de Daroca, una de las características de esta ermita es que esta incrustada en la roca y solo es visible su fachada exterior, según cuenta la inscripción se cree que fue el primer templo cristiano.




Descendemos por la calle grajera y nos dirigimos a la plaza de San Juan donde se encuentra la Iglesia de San Juan de la cuesta de origen románico, aunque es bastante curioso ya que se mezcla el románico y el mudéjar.




Desde allí tomamos la calle Abderraman el Tuyibi que va en línea recta desde la Plaza de San Juan y llegamos a la plaza de San Miguel donde se ubica la Iglesia de San Miguel que como pasa en muchas de las construcciones de Daroca hay una mezcla de estilos principalmente porque se tardo en construir casi tres siglos, de lo más destacable es la cornisa del ábside de origen mudéjar y la portada de la puerta principal de origen románico.




Bajamos por la calle valcaliente hasta llegar a la Iglesia de Santo Domingo ubicado entre las plazas de Santo Domingo y de Ildefonso Manuel Gil.




De la iglesia sin duda destaca la torre de origen mudéjar pero como paso en la iglesia de San Juan, la primera parte de la torre es de origen románico.




Continuamos por la calle valcaliente hasta salir a la calle mayor en ella dirección a la puerta baja se encuentran el Palacio de los Terrer de Valenzuela y la casa Palaciega, de este último tan solo destacar que es de estilo barroco y destaca su entrada compuesta por un arco de medio punto.


Desde allí vamos andando hasta la Puerta Baja, esta data del S.XIV, la puerta baja o fondonera, está compuesta por dos torres una a cada lado, unidas por una galería que en su parte más baja tiene forma de arco, en medio de la galería se puede ver una serie de ventanales en forma de arcos que me imagino que en su época estarían abiertos y se utilizaría para dar más luz a la galería. Traspasamos la puerta y al otro lado se puede ver el escudo imperial de Carlos V.


A unos metros de la puerta baja se encuentra la fuente de los Veinte caños construida en el S.XVI, que se divide en diez pilastras en cada una de ellas se ubican dos caños y cada caño sale de un rostro.


Desde la fuente de los Veinte caños hacia las afueras de pueblo se encuentra el Convento de los Trinitarios y el Convento de nuestra señora del Rosario nosotros nos acercamos y lo vemos por fuera pero tampoco veo nada reseñable.

De ahí volvemos sobre nuestros pasos, llegamos de nuevo a la fuente de los veinte caños, justo detrás de ella se encuentra el Portal de Valencia una pequeña puerta compuesta por un arco apuntalado.




Subimos por la calle a unos 50 metros llegamos a un tramo de escaleras, que subimos para llegar a una especie de mirador, desde donde se puede contemplar unas excelentes vistas de Daroca.




Volvemos sobre nuestros pasos, pasamos por el Portal de Valencia, vamos callejeando y volvemos a salir a la Calle Mayor, una vez en la calle mayor subimos dirección a la puerta alta de la ciudad a nuestro paso surgen varias casas palacio como el Palacio de los Luna que están rehabilitando o el Colegio de los Escolapios.




A tan solo unos metros se encuentra la Puerta Alta compuesto por un arco apuntalado con dos dovelas, a cada extremo sale un tramo de muralla que acaba en dos torreones.




Finalizando la ruta monumental acudimos al barrio de la Judería donde se encuentra  la torre de la Sisa, de forma pentagonal y en la que al igual de otros edificios se notan dos estilos, la primera fase en piedra de silla blanco y la segunda en ladrillo.




Al lado de la Torre de la Sisa se encontraban los letreros que nos indicaban el inicio de la ruta del castillo, siguiendo las indicaciones llegamos a la zona alta del pueblo y de aquí damos un brusco giro hasta tomar un camino de tierra.


El camino que tiende en una subida pronunciada pero que se puede superar sin grandes dificultades ya que hay tramos en los que han puesto escaleras.




Ya en lo más alto se pueden ver los restos de lo que fue el castillo, un castillo que se cree que es de origen musulmán, de los restos que podemos ver destaca torre rectangular construida en argamasa y mampostería.

En la base del castillo podemos ver, un antiguo aljibe que aprovechaban para recoger el agua de la lluvia.



Una vez acabamos la visita al castillo, tomamos un sendero que se dirige a la Torre del Jaque o del Cuervo. Desde allí seguimos el sendero que conduce a la Ermita de Nazaret, donde finalizamos nuestra visita a Daroca. 




Como por la tarde tenemos previsto visitar la Laguna de Gallocanta, decidimos comer en Daroca, de entre todas las opciones nos decantamos por el Restaurante el Ruejo, que se encuentra ubicado en un patio interior de la calle Mayor.


En donde además de disfrutar de una variada carta, disponen de un menú especial fin de semana por 16 €. De primero disfrutamos de un buen rissoto de setas, con verduras y parmesano, y una ensalada de frutos secos.

De segundo, cordonero asado tradicional nos sirvieron un trozo bastante grande, este venia servido junto con patatas panadera y de poste, Panacotta, todos ellos regados por vino de la zona.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Últimos comentarios