lunes, 2 de noviembre de 2015

Senda de Valdegurriana desde el barranco de la Muerte (Trail Runing)


Este fin de semana me toca descansar, me levanto, y me veo que hace un día fantástico, sol y sin una brizna de viento, así que me calzo las zapatillas, y me acerco hasta el barrio de la Paz, para recorrer la senda de Valdegurriana, por la que he caminado en centenares de veces, pero nunca he corrido, así que hoy es un buen día para tal ocasión.

 

Dejo la furgoneta en el aparcamiento que hay junto al campo de fútbol del Montecarlo, desde aquí camino unos metros por el puente que salva la Z-30, y nada más pasarlo, alcanzo el panel informativo de la senda de Valdegurriana, donde comienzo a trotar siguiendo el curso del Canal Imperial de Aragón.

Aunque el recorrido se le conoce como senda de Valdegurriana, es una amplia y cómoda pista de tierra, totalmente llana, por la que avanzo a buen ritmo, hasta que llego a la altura de la almenara de San Antonio, en la que se eliminan los restos sólidos de las aguas del canal.

A partir de este punto, dejo atrás definitivamente la ciudad, rodeo la zona conocida como los Montes de Torrero, que en los últimos años ha ido perdiendo hectáreas de pinares, por el boom inmobiliario, y continúo por la margen derecha del Canal Imperial de Aragón, que me acompañara durante todo el trayecto.

Cuando llevo recorrido un kilómetro y medio, alcanzo una pasarela de madera, donde tengo la posibilidad de correr por la margen izquierda del canal, yo continuo por la derecha, ya que es todo pista de tierra, y en poco más de dos minutos alcanzo la almenara de San Lamberto. 

































En la almenara, las aguas del canal se sumergen durante unos metros, hasta que salen canalizadas en las esclusas de Valdegurriana, siguiendo el camino, doy un pequeño rodeo para salvar una finca privada, y tras descender por una pronunciada cuesta, alcanzo el Parque de Valdegurriana, donde aprovecho para hacer una parada para echar un trago.

Como estoy al lado de las exclusas de Valdegurriana, me acerco hasta la pasarela que hay unos metros más adelante, que sirve de mirador. Las esclusas de Valdegurriana, están fabricadas en piedra de sillería, sus compuertas fueron destruidas en la Guerra de la Independencia, y se construyeron para hacer navegable el Canal Imperial de Aragón.

Desde la pasarela, tengo la opción de cruzar a la margen izquierda del canal, ambas opciones son prácticamente idénticas, así que decido continuar por la margen derecha, que es la pista principal, y por la que discurren la Senda de Valdegurriana, y el Anillo Verde de Zaragoza (AVZ).

Siempre paralelo al canal, que desde ahora hasta el final es una simple acequia, continúo trotando haciendo caso omiso a las diferentes desvíos que salen a mi paso, dejo a mi izquierda la residencia de animales de las Jaras, y unos metros más adelante, una pequeña balsa de riego, donde inicio una larga recta por la que intento coger los pocos lugares en los que hay un algo de sombra.

Tras pasar la urbanización Torrel del Calvo, alcanzo la antigua ubicación de las esclusas de Torrecilla, donde ahora la acequia forma una pequeña cascada artificial, y en la que finaliza la Senda de Valdegurriana, junto a la carretera de Valmadrid.













Para la vuelta regreso por el mismo camino, hasta llegar a las estribaciones del Parque de Valdegurriana, aquí, abandono la pista principal, y tomo un desvío hacia la izquierda, perfectamente señalizado hacia el mirador de Valdegurriana, por el que en ligera subida voy rodeando el parque.

Cuando me encuentro cerca de la finca privada, abandono el camino, giro hacia la izquierda, y continuo durante unos metros por sendero, hasta que enlazo con un camino de piedras por el que me adentro en la zona de pinares, buscando la sombra, ya que es la hora de comer y el sol comienza a calentar de lo lindo.

Una vez alcanzo el punto más alto del recorrido, desciendo unos metros por sendero, en busca de un camino que veo más adelante, una vez lo alcanzo, avanzo por cómodo camino entre pinos, por el que voy paralelo a la senda de Valdegurriana.

Cuando paso junto al área recreativa de San Antonio, salgo a la senda de Valdegurriana, a la altura de la urbanización Pinar Canal, desde aquí continúo a buen ritmo, paso por debajo del puente que salva la Z-40, y unos minutos más tarde alcanzo el conocido como barranco de la Muerte, donde finalizo el recorrido

Al final han salido algo más de diez kilómetro, en una hora, que es más o menos lo que pretendía, salir un rato a correr, sin hacer mucho esfuerzo, ahora toca estirar, y vuelta a Cuarte, que se me ha hecho algo tarde.










Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Últimos comentarios