martes, 28 de agosto de 2012

SL - CV 97 Cala Barraca - SL - CV 98 Cap Prim


Aprovechando nuestra visita a la población de Xávia, y darnos un baño, decidimos investigar por la zona, vemos que cerca se encuentra el Cabo de la Nao, así que cogemos el coche y nos dirigimos hacia el.

A medio camino, nos encontramos un grupo de coches, aparcados a un lado de la carretera, por lo que decidimos parar e investigar el porque de estos coches, unos metros más adelante vemos un panel informativo, donde nos indicaban dos cortas rutas de senderismo, una al Cap Prim y otro a la Cala Barraca. Para descargar el track, haz clic en el símbolo de Wikiloc.



La ruta es la SL-CV 97, y la iniciamos en la Creu del Portitxol, que sirve de mirador de la zona, y desde la que podemos ver la isla del Portixol, en el inicio podemos ver un panel informativo sobre ambas rutas.



Tras ver la panorámica que se nos ofrece desde el mirador, comenzamos la ruta, y tomamos el sendero que parte desde ese mismo punto, que nos lleva en un continuo pero ligero descenso, por medio de una zona de pinar.

El sendero no es muy amplio, pero se encuentra en buen estado, además no tiene pérdida, ya que se encuentra balizado con marcas blancas y verdes, a lo largo de la ruta, vemos varios paneles indicativos.






Cerca del final de la ruta, nos encontramos con esta propiedad particular, que dejamos a un lado, y continuamos por un tramo acondicionado con escaleras, y que nos lleva hasta la Cala Barraca.



Una vez en la playa, el sitio es espectacular, podemos ver una pequeña playa de unos 900 metros de longitud, con poca afluencia de gente, y el suelo compuesto por grava, bolos y roca.

El agua se encuentra muy limpia, y bastante fresquita, para ser el mediterráneo, al día siguiente nos acercaremos para darnos un baño y bucear un poco. De todas las playas en la que hemos estado en la zona, sin duda lo mejor de esta, es su situación y las vistas que nos ofrece, con la isla del Portixol enfrente y a la derecha Cap Negre.




Al día siguiente, volvemos a la zona, para completar la ruta, y realizar la SL - CV 98 Cap Prim, que tiene el inicio también junto a la Creu del Portitxol, donde tomamos un sendero, que en sus primeros metros se encuentra acondicionado y que nos conduce por el interior de un pinar.

Al igual que la que nos lleva a Cala Barraca, se encuentra balizada con marcas blancas y verdes, aunque no tiene ninguna pérdida, cuando nos encontramos abajo, comenzamos a vislumbrar, la pequeña Cala Sardinera, donde hay fondeadas varias embarcaciones.





Desde ese punto, se puede coger un sendero que baja hasta la cala, o también hacerlo desde la urbanización, sin duda merece la pena, ya que es una cala con poca afluencia, y aguas cristalinas. Nosotros lo dejamos para otra ocasión, y continuamos por el sendero, que se estrecha y nos lleva por zona con bastante vegetación, para salir a tan solo unos metros de Cap Prim.

Las vistas desde este punto son fantásticas, y por un lado podemos ver la isla del Portixol y Cap Negre, y por otro el Cap de Sant Antoniy el Montgó, andamos unos metros más, y llegamos a Cap Prim, que se encuentra a 59 m, sobre el nivel del mar, la vuelta la realizamos por el mismo camino hasta la Creu del Portitxol, dando por finalizada la ruta.






P.D.: Duración de la ruta 1 h

lunes, 27 de agosto de 2012

Circular por la Sierra de Bérnia

En nuestras vacaciones por la provincia de Alicante, llevábamos en mente subir al Peñon de Ifach y realizar alguna ruta de senderismo, como no conocíamos la zona, pedí recomendación a nuestro compañero Jorge de Cuarentatremiles, que es de la zona, y nos recomendó varias rutas a realizar, al final nos decantamos por la circular que recorre la Sierra de Bérnia.

Aprovechando que el día anterior había llovido y al siguiente dan nublado, aprovechamos para realizar la ruta y evitarnos las altas temperaturas de días anteriores. Para llegar hasta el inicio de la ruta, cogemos la N-332 dirección Valencia, 1 kilómetro antes de llegar a la población de Benissa, tomamos la CV-750 dirección Xaló y a los 300 m a la izquierda una nueva carretera dirección "Pinos-Bérnia" que nos lleva hasta Les Cases de Bérnia donde cogemos una carretera en mal estado, que recorremos unos metros hasta llegar al letrero donde indica el inicio de la ruta.

Al tratarse de una ruta circular, se puede iniciar bien por la Fort de Bérnia o por la Font de Bérnía, opción esta última que nosotros realizamos por recomendación de Jorge, ya que las vistas al salir del Forat son mejores, aunque si el tiempo no cambia, nos va a dar igual, porque en lo alto de la sierra, hay bastante niebla.


Nos ponemos los bártulos y comenzamos la ruta, los primeros metros andamos por la carretera, que se encuentra bastante degradada, hasta que finaliza, y enlazamos con una amplia pista de tierra, que se encuentra balizada con marcas blancas y amarillas.




Que nos lleva en un ligero descenso, hasta la Font de Bérnia, construida en piedra, de la que mana un agua muy fresca, que se canaliza hasta un abrevadero, como no sabíamos si tendría agua, nosotros llevamos el camelback lleno, pero es un buen punto donde aprovisionarse de agua.



Tras subir un corto tramo de escaleras, tomamos un senda bien definida, por la que poco a poco vamos ganando altura y acercándonos a la niebla.





A medida que vamos ascendiendo, la niebla esta más cerca, por lo que aprovecho para realizar una panorámica de la zona, donde se pueden apreciar la construcción de bancales en terrazas, una construcción realizada ya en la época de los moriscos.


El sendero nos lleva directo a la pared de roca, que forma el cresterío de Bérnía, a medida que avanzamos el piso empeora, teniendo que sortear cortos tramos de pedrera y alguna trepada.



Que nos lleva hasta Els sesters, que son cuevas o abrigos adaptados con muros, que se utilizaban para guardar el ganado, algo que también se realizaba en el pirineo aragones, y que me recuerda la ruta del Abrigo de Chimiachas en Alquezar.

Tras sortear unas hiedras y zarzas, seguimos avanzando, realizando otra corta trepada, en algunas rocas, se pueden ver las marcas blancas y amarillas, que nos indican que vamos en la buena dirección, a lo largo del sendero, hay algunos paneles informativos, sobre la fauna y la flora de la sierra, pero la niebla nos cubre por completo y apenas podemos divisar nada.



Después de algo más de una hora, llegamos al Forat, una pequeña cavidad, por la que pasamos gateando, debido a su escasa altura, y que conforme vamos finalizando, se va abriendo, y se deberían de ver una fantástica panorámica de la marina baixa, de la bahía de Altea y la Serra Gela, pero por culpa de la niebla no se ve nada.



Vistas a la salida del Forat (sacada de un vídeo por internet)
Pasado el Forat, aprovechamos para realizar una parada para comer y beber algo, tras esta parada proseguimos la marcha por un sendero que en ocasiones se bifurca, pero que acaban uniéndose, y que nos lleva rodeando la sierra, en un principio en un ligero descenso, que acabo convirtiéndose en un continuo sube y baja, con tramos cortos de pedrera.




En determinados puntos de la ruta, se nos abren otras alternativas, pero nosotros seguimos la que nos lleva hacia el Fort de Bernía, cerca de este, nos encontramos con un grupo de cabras, que se encuentra a menos de 20 metros nuestros y que no se espantan al vernos, algo inusual en estos animales que no se dejan ver tan cerca.



En algunos momentos parece que el sol, gana terreno a la niebla, y se despeja algo, lo que aprovecho para realizar una panorámica de la zona, donde se ven las salinas y al fondo la bahía de altea.



Llegamos al Fort de Bérnia, por el que nos damos un paseo y vemos los restos de las muralla defensiva, los bastiones, que eran los elementos defensivos más avanzado, que permitía defender el foso, las zonas interiores de la muralla, donde se encontraban las dependencias de los soldados e incluso una iglesia y el aljibe que se alimentaba con agua de lluvia y era utilizada solo en casos de emergencia.





Tras esta breve visita, descendemos unos metros hasta llegar a la Font del Fort, un pequeño sumidero de agua, que hoy en día esta canalizado, y que en tiempos se utilizaba para aprovisionar de agua al Fort.



Desandamos unos metros, y tomamos un sendero que continúa rodeando la sierra, en tan solo 1 km, enlazamos con una amplia pista de tierra, donde comenzamos a descender de forma rápida. En este lado de la sierra el sol le gana terreno a la niebla y podemos disfrutar de unas buenas vistas.




Después de realizar varios zigzags y hacer algún alcorce, la pista nos conduce hasta un pinar, que tras pasar y llegar a unos campos de vid, nos deja en el coche.


Una ruta muy bonita, a pesar de la niebla, claro esta que si no hubiese habido niebla, el sol nos hubiera dado de lleno, ya que no hay, prácticamente ni una sola sombra. La ruta engaña bastante, ya que según indican en varias web y en la información de la oficina de turismo son 8 km, cuando nos han salido algo más de 11 km, además de que hasta el Forat es todo subida y después que debería ser bajada, no lo es, siendo todo el rato un sube y baja continuo.. Nos ha gustado mucho y nos quedamos con ganas de más.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Últimos comentarios