domingo, 27 de noviembre de 2011

Gorgas de San Julián - Ermita de San Julián de Andria


Llevamos varios fines de semana, preparando una salida, al final por c o por b, siempre cae uno malo, este fin de semana a última hora, vuelve a ocurrir y lo dejamos para el puente de la Constitución.

Hoy domingo amanece buen día, así que aunque sea tarde, decido acercarme hasta la población de Nueno, para visitar las Gorgas de San Julián y la Ermita de San Julián de Andria. Para descargar el track, haz clic en el símbolo de Wikiloc.



Para llegar al inicio de la ruta, voy por la Autovía A-23, cojo el desvío hacía Arascues/Nueno, y tomo el desvío a la urbanización Parque de Guara, y en una curva, veo un panel informativo sobre la ruta.

Dejo el coche en un lado del camino, sin que moleste, y desde aquí comienzo a caminar, a los pocos metros me detengo para leer el panel informativo, el sendero a seguir es el PR-HU 112.

Desde aquí tomo una pista amplia, totalmente llana, hasta un desvío a la derecha, donde me indica la Ermita y las Gorgas, una vez tomo el desvió, paso junto a una granja de abejas, la pista se pierde y comienza el sendero, que pasa por una corta zona de árboles.






Pasada está pequeña zona de bosque, salgo a monte abierto, donde predominan las aliagas, los bojes y los acebos. El sendero es bastante llano, aunque de vez en cuando me toca afrontar alguna pendiente suave, y corta, que supero sin apenas esfuerzo.

El sendero se encuentra balizado, y a menudo me encuentro las marcas amarillas y blancas del PR, al final de una pequeña subida, puedo ver a lo lejos la cima piramidal de la Peña Gratal y el barranco de San Julián, que es a donde me dirijo.




En las paredes del barranco, anidan una buena cantidad de buitres, pero hoy de momento no veo ninguno. Ya en el interior del barranco, el sendero se estrecha, las grandes paredes que lo circundan provoca que todo este tramo sea en sombra, cosa que se agradece en días de mucho calor.

A mitad del barranco, llego al desvío que va a la Ermita de San Julián, de momento lo dejo, y continúo recto hacia las Gorgas, que ya puedo ver no muy lejos, el sendero en sus últimos metros se estrecha y está bastante enmarañado  por lo que me toca ir con cuidado, si no quiero dejarme la ropa en las zarzas.







Transcurrida algo más de media hora, llego a las Gorgas de San Julián, las paredes se cierran tanto que apenas entra luz, y en algunos puntos casi puedo tocar ambas paredes con las manos.

En una cavidad a mi derecha, puedo ver el Belén Montañero de Peña Guara, que esta desde el año 1972, y que cada 25 de diciembre congrega a centenares de montañeros, para celebrar la navidad, con un buen almuerzo, y misa a las 12:00.

Siguiendo por la gorga, veo una cuerda que imagino se utilizará para rapelar, unos metros más adelante, llego al final de la gorga, donde se acumula agua, que proviene de una pequeña poza que acumula agua de algún manantial subterráneo.





Visitadas las Gorgas, regreso sobre mis pasos hasta el desvío de la Ermita, giro a la derecha y enlazo con el sendero, que cruza el cauce seco del barranco, nada más pasarlo, comienzo a subir una dura pero corta rampa, que me deja a los pies de la Ermita de San Julián de Andria, que data del S.XI, posee una sola nave, y el domingo de San Pentecostés se realiza una romería.

La ermita está construida en el interior de una roca, como ocurre con la de la Virgen en Oroel, aprovecho para entrar y echarle un vistazo por dentro, en ella puedo ver un altar en el que están las figuras de San Julíán, San Lorenzo y la Virgen del Pilar, además de dos fuentes naturales que perfectamente pueden hacer de pila bautismal.

Después de la visita, hago unas fotografías de los alrededores de la ermita, tomo un trago de agua, y vuelvo al coche por el mismo camino.








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Últimos comentarios