sábado, 18 de junio de 2011

Peña Oroel 1769 m y Ermita Virgen de la Cueva, desde el Parador de Oroel

Hoy nos acercamos hasta la población de Jaca, para realizar la subida, a su cima más emblemática, la Peña Oroel. La ascensión tiene varias opciones, las principales son desde la misma Jaca, o la más utilizada desde el Parador de Oroel. Para descargar el track, haz clic en el símbolo de Wikiloc.


 
Nosotros subiremos desde el Parador de Oroel, para llegar desde Jaca cogemos la carretera que lleva a San Juan de la Peña, cuando llevamos recorridos unos cinco minutos, cogemos una pista en un estado irregular, que parte a mano izquierda y nos deja en el aparcamiento, junto al Parador de Oroel.

Desde aquí, podemos ver la cima de la Peña Oroel, antes de empezar la ruta nos acercamos al mirador de Oroel, que se encuentra situado en la parte trasera del Parador de Oroel, y desde donde se puede contemplar una gran panorámica de la zona, incluida la población de Jaca. Junto al Parador, hay una amplia pradera, con mesas y un parque infantil, donde se puede disfrutar de un agradable día. 

A continuación nos dirigimos al inicio de la ruta que se encuentra debidamente señalizado, mediante un panel informativo y en donde se dan varias opciones de ruta, nosotros escogemos el sendero S7, que es el más largo ya que además de llevarnos a la cumbre, después nos lleva hasta la ermita de la Virgen de la Cueva. 




Comenzamos la subida a la cruz, que nos introduce en el interior del bosque, lo que nos permite subir plácidamente ya que el sendero es amplio, sin apenas pendiente y debidamente acondicionado en algunos tramos, utilizando para ello la propia naturaleza.

A lo largo de esta primera parte nos encontramos con varios paneles informativos donde nos explican la flora y la fauna de la zona, de esta última destacan los abetos y varios ejemplares de flores como la Aquilegia vulgaris.






Aquilegia vulgaris
Después de un primer tramo llevadero, comenzamos a ganar altura de una forma rápida, aunque no se nota en las piernas, ya que el sendero va cambiando el sentido de la marcha con continuos zigzag, a lo que hay que añadirle, que al ir en medio de un bosque de abetos, hay una buena sombra, y subimos con alegría.

Transcurrido poco más de una hora desde el inicio, el bosque desaparece y llegamos a la meseta superior desde la cual ya podemos ver a lo lejos la cruz de Oroel, en este punto nos aportamos un poco del camino, para ver unas antiguas neveras.




Unos metros más adelante llegamos al desvió hacia la ermita de la Virgen de la Cueva, que cogeremos a la vuelta, en esta zona la vegetación cambia,y encontramos algunos ejemplares de Linun Viscosum y numerosos cojines de monja, con los que hay que tener mucho cuidado, ya que por su aspecto parece un buen lugar para sentarse, pero este tiene unas puntas muy afiliadas que nos pueden dejar el culo dolorido

Desde el desvió hasta la cima, es subida, que salvamos sin ninguna dificultad, casi llegando podemos ver la forma de buque que tiene la cima, unos minutos más tarde llegamos primero a la cruz de Oroel forjada en hierro y con unos 9 metros de largo y seguidamente al vértice geodésico, desde el que el que obtenemos una fantástica panorámica de toda la zona, en la que destaca Peña Forca, el Bisaurín, Telera y Tendenera.








No permanecemos mucho rato en la cima, ya que pega un fuerte viento, así que tomamos el camino de vuelta hasta el desvío de la Virgen de la Cueva. El sendero en esta zona es más estrecho que el principal, va en continua bajada y nos adentra en el bosque durante unos quince minutos, hasta llegamos a una pequeña pradera donde se ubica la Ermita de la Virgen de la Cueva.

La Ermita de la Virgen de la Cueva, está construida en plena roca, muy típica en la zona, que se encuentra plagada de Ermitas Rupestres,
accedemos al interior de la Ermita, por medio de una puerta enrejada, una vez en su interior podemos ver, que esta tiene una única nave, donde las paredes son de roca y el techo bastante bajo.

De la ermita cabe destacar el altar, con la imagen de la virgen, a la cual no podemos acceder ya que se encuentra enrejada para evitar los robos y la pila bautismal, realizada en roca viva, que se alimenta del agua que cae gota a gota, esto sí que sería lo más parecido al agua bendita.

Una vez fuera, aprovechamos para comer en la pradera, después volvernos por el mismo camino, hasta el Parador de Oroel, donde aprovechamos para tomarnos un café, y dar finalizada esta bonita ruta, a uno de los clásicos de la zona. 









domingo, 12 de junio de 2011

Senda de Valdegurriana (Zaragoza)








Aprovecho que voy a comer a casa de mis padres, para realizar la Senda de Valdegurriana, que une el barrio Zaragozano de La Paz, con el barrio rural de La Cartuja. Para descargar el track, haz clic en el símbolo de Wikiloc.




El inicio de la ruta, lo hago desde el final de la línea 42, desde aquí enlazo por la amplia pista de tierra, por la que llego primero al embarcadero, y unos metros más tarde al campo de fútbol de C.D. Montercarlo.

Mientras camino, me voy deteniendo en algunos árboles, que se encuentran identificados, me llama especialmente la atención, un gran ejemplar de chopo (Populus Nigra), situado junto a las tapias del campo de fútbol.

Nada más dejarlo atrás, paso por el puente del tercer cinturón, en el conocido barranco de la muerte, en este punto me detengo un instante, para leer el panel informativo de la Senda de Valdegurriana, en el que se destacan varios puntos de interés, y datos históricos sobre el Canal Imperial de Aragón.










A pesar de estar a mediados del mes de junio, hace una tarde bastante agradable, por la senda me encuentra a bastante gente caminando, y en el canal me encuentro con varios pescadores, y algunos grupos de aves acuáticas, que nadan plácidamente.

Tras realizar una curva, llego a una pequeña zona de descanso, habilitada con dos pérgolas de madera, mesa y bancos, que pueden venir muy bien para descansar en verano, como yo acabo de comenzar, continúo todo recto, paso por debajo del puente del cuarto cinturón, y en un par de minutos llego a la Almenara de San Antonio, en la que se eliminan los sólidos de las aguas del canal.

En este mismo lugar, y de nueva creación, se sitúa un pequeño parque, junto a la urbanización Pinar Canal, que se encuentra rodeado de lavanda, que se encuentran en su máximo esplendor, y le da un olor muy agradable, a la zona.







Nada más pasar la Almenara de San Antonio, me adentro en un pinar, conocido como, los pinares de Venecia, espacio que cada día se reduce más, debido a la expansión de la ciudad.

Por un momento dejo la pista principal, y me adentro en el pinar para llegar a la zona recreativa de San Antonio, que consta de una zona de mesas y bancos donde poder hacer un picnic, un circuito deportivo, en el que hacer algo de ejercicio, una fuente conectada a la red principal, y bancos en los que poder descansar.






Si deseamos cambiar a la margén contraria, este es un buen punto, ya que hay una pasarela de madera, tras continuar medio kilómetro por la pista, llego hasta  Almenara de San Bernardo.

Sin dejar la margén derecha del canal, sigo hasta llegar al Parque de Valdegurriana, en este punto hay varias opciones, la más rápida esbajando por una pronunciada cuesta, pero yo aprovecho para rodear el parque y llegar hasta un mirador, una vez allí y después de contemplar las vistas, desciendo hasta llegar a la zona baja del parque, donde hay varias zonas de juego para los niños y una fuente.






A tan solo unos metros de la fuente, hay una pequeña pasarela de madera, que pemite pasar a la otra margen del canal, y llegar hasta una zona habilitada como aparcamiento, para el que quiera venir en coche al parque.


Yo, aunque no paso, la utilizo como mirador, para poder ver las Esclusas de Valdegurriana, estás exclusas fueron construidas para hacer navegable el canal, están fabricadas en piedra de sillería y sus compuertas se destruyeron en la guerra de la Independencia.



 
A partir de este punto se puede caminar por ambas márgenes del canal, continúo por la margen derecha, dejo atras la zona de pinar, y llego a una zona donde domina el matorral bajo y la estepa.

Al llegar a la altura de un puente de piedra, que permite pasar a la otra margén, la pista, se convierte en una larga recta, de la que apenas diviso el final, después de terminarla, llego hasta donde se ubicaban las antiguas exclusas Torrecilla y donde hay un panel informativo con información de la ruta y que indica el final de esta.






La vuelta la realizo por la misma pista, aunque existe la posibilidad de enlazar con el cinturon verde, para para ello, hace falta la bicicleta.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Últimos comentarios